Vía Crucis (Introducción)

El Vía Crucis es la síntesis de varias devociones surgidas desde la Alta Edad Media: la peregrinación a Tierra Santa, las costumbres de Jerusalén, el recorrido de la Vía Sacra que revivía el camino de Jesús desde el pretorio de Poncio Pilato al Monte Calvario. En su forma actual, que está atestiguada en la primera mitad del siglo XVII, el Vía Crucis ha sido aprobado por la Santa Sede y dotado de muchas indulgencias.

El Vía crucis se hace recorriendo, si se puede, las 14 estaciones erigidas en una iglesia. Se medita en cada una de ellas una escena de la Pasión y Muerte de Cristo.

Oración preparatoria (compuesta por San Josemaría Escrivá)

Señor mío y Dios mío, bajo la mirada amorosa de nuestra Madre, nos disponemos a acompañarte por el camino de dolor que fue el precio de nuestro rescate. Queremos sufrir todo lo que Tú sufriste, ofrecerte nuestro pobre corazón, contrito, porque eres inocente y vas a morir por nosotros, que somos los únicos culpables. Madre mía, Virgen dolorosa, ayúdame a revivir aquellas horas amargas que tu Hijo quiso pasar en la tierra, para que nosotros, hechos de un puñado de lodo, viviésemos al fin in libertatem gloriae filiorum Dei, en la libertad y gloria de los hijos de Dios.

 

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s