Un santo muy popular (San Roque)

Un Santo muy popular (San Roque)

Prematura orfandad

            San Roque es un santo muy venerado y objeto de una gran devoción popular, aunque históricamente es poco conocido. En su vida resulta difícil separar lo cierto de lo añadido por la tradición y la leyenda. Nació en 1300 en el seno de una noble familia de Montpellier (Francia). Siendo muy joven se quedó huérfano de padre y madre, y quedó bajo la tutela de un tío suyo.

Viaje a Roma

En plena juventud, Roque vende todas sus posesiones y espera el momento de su entrega a Cristo. Habiendo tenido noticia de que Roma sufre la más terrible peste, se encamina a la Ciudad Eterna. Por el camino tropieza con la epidemia y comienza su labor curativa y taumatúrgica. Al llegar a Roma despliega una actividad prodigiosa; su caridad no encuentra límites para curar, consolar y elevar el ánimo de todos los afectados por la calamidad. Su labor roza lo milagroso, provocando la admiración y devoción de las gentes.

Apestado

En Piacenza sufre contagio de la peste. Y es entonces cuando le desprecian y le dejan solo, e incluso se le expulsa del hospital y de la ciudad. En un bosque construye una mísera cabaña donde espera la muerte. Pero Dios no le abandona. Todos los días un perro le lleva en la boca un panecillo y le lame las llagas. Este detalle origina la modalidad del perro en la iconografía del santo.

Muerte

Curado de la enfermedad, y cuando se dirige a su patria, fallece. Para unos autores este hecho sucede en Angera (Italia) y, para otros, en su ciudad natal. La veneración popular comienza casi inmediatamente, sobre todo al experimentarse su intercesión especial contra el terrible azote de la peste. Su culto inmemorial fue confirmado por Urbano VIII en 1629. Es Patrono principal de multitud de pueblos y regiones del mundo.

En el retablo de la Cinta

En el Santuario de la Virgen de la Cinta, en el retablo donde está el cuadro de la celestial Patrona de Huelva, se encuentra en una repisa colocada a la izquierda la imagen de San Roque. En parte derecha, y simétricamente, está la de San Sebastián. El santo mártir romano es Patrón de Huelva; y San Roque, copatrón de la ciudad.

            Devoción a San Roque

La historia de la devoción a San Roque por los onubenses se remonta al siglo XVI cuando se desataron varias epidemias de peste en la baja Andalucía. Es en esta centuria cuando el Cabildo de la ciudad decide levantar una ermita dedicada a San Roque, santo protector frente a la enfermedad de la peste. En aquella época era normal colocar ermitas en las distintas entradas de los pueblos y ciudades, de manera que los santos protegiesen a los pobladores de las epidemias que pudiesen llegar a través de los caminos. No podemos olvidar que este tipo de catástrofes eran consideradas castigos divinos que podían ser aplacados mediante la construcción de templos y la celebración de procesiones.

La Huelva del siglo XVI no fue una excepción, y por lo tanto dispuso de sendas ermitas en las dos entradas principales de la ciudad: Al Norte, camino de Gibraleón, la ermita de San Roque, situada en el lugar que actualmente ocupa la iglesia de la Merced. Al Levante, camino de Sevilla, la ermita de San Sebastián, situada al final de la calle del mismo nombre.

Durante siglos, se celebraba una fiesta conjunta con los dos patrones el día 16 de agosto, día de San Roque. Se organizaban procesiones de los dos Santos, y diferentes actos entre los que se encontraban lidias de toros realizadas en un coso provisional formado por barcas, cuya entrada se situaba en el desaparecido arco/ermita de la Estrella, erigido al final de la Calzada (calle Marina) y que protegía la entrada a la ciudad desde el mar.

La situación inmejorable de la ermita de San Roque provocó que desde muy temprano fuese codiciada por varias órdenes religiosas para instalarse en la ciudad. Al final fueron los mercedarios los que bajo el auspicio de los Condes de Niebla fundaron su casa. En 1616 ya se encontraba finalizado el convento, por lo que la imagen de San Roque pasaría a ocupar un lugar dentro de la nueva iglesia. Con el paso de los siglos, esta iglesia sería reformada sucesivas veces hasta conformar el actual aspecto de la catedral de la Merced. Con el tiempo, las fiestas en honor a los dos patrones fueron celebrándose cada una por separado, sobre todo al comenzar a tener más devoción San Sebastián en detrimento de San Roque, quizás debido a su inclusión en el nuevo convento. En 1738, el Cabildo de la ciudad decide proclamar como patrón oficial a San Sebastián. A partir de ese momento, la devoción a San Roque fue desapareciendo poco a poco de la ciudad.

La imagen primitiva de San Roque puede ser todavía admirada en la catedral de la Merced, concretamente en una capilla situada a los pies de la nave de la Epístola. En este lugar, hasta hace no demasiado tiempo sin ningún tipo de iluminación y con escaso cuidado, se encuentra la imagen del antiguo patrón, la cuál tiene varios desperfectos que desmerecen la devoción que los onubenses le profesaron durante siglos.

Una tercera ermita: la de San Blas

Pero San Roque y San Sebastián no eran los únicos Santos protectores de Huelva frente a las enfermedades. Existen documentos en los que aparece una tercera ermita, la de San Blas (protector frente a las enfermedades de la garganta).  Situada en una zona indeterminada al norte de la ciudad. Bien pudiera estar situada entre la de San Roque y el Santuario de la Cinta o en algún lugar de la carretera de Sevilla.

La ermita de San Blas desapareció entre los siglos XIX y XX, la de San Roque fue absorbida por el convento de la Merced, y la de San Sebastián fue derribada en 1931.  Una vez más, los que perdimos fuimos los onubenses ya que, creencias religiosas aparte, estos edificios fueron parte importante de la vida de los habitantes de la ciudad durante al menos cuatro siglos.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s