Martes, 4 de febrero de 2014

Martes, 4 de febrero de 2014

Feria del Tiempo Ordinario

Nociones de liturgia

Definición de liturgia

La palabra liturgia viene del griego. Etimológicamente significa acción pública, servicio público. Pero ha llegado hasta nosotros para designar el culto de la Iglesia católica. Son diversas las definiciones que se han dado de liturgia. El Código de Derecho Canónico ofrece una definición exacta del concepto Liturgia: La Iglesia cumple la función de santificar de modo peculiar a través de la Sagrada Liturgia, que con razón se considera como el ejercicio de la función sacerdotal de Jesucristo, en el cual se significa la santificación de los hombres por signos sensibles y se realiza según su manera propia a cada uno de ellos, al par que se ejerce el culto público e íntegro a Dios por parte del Cuerpo místico de Jesucristo, es decir, la Cabeza y los miembros (canon 834, & 1).

Noción de culto

Se puede definir el culto religioso como el conjunto de actos por los cuales el hombre, tanto individual como colectivamente, intenta expresar las relaciones que debe tener para con Dios.

El culto procede de una disposición permanente, llamada virtud de la religión, pero propiamente consiste en los actos que manifiestan tal disposición, de modo que esencial al culto la manifestación exterior de los sentimientos de veneración, amor, respeto, desagravio, etc. que el hombre alimenta en relación con la Divinidad.

El fin del culto es dar gloria a Dios por medio del reconocimiento de su grandeza y de la sumisión del hombre. Las principales manifestaciones exteriores del culto son la oración, los gestos y actitudes de adoración, las ofrendas y sacrificios.

El altar

El altar es la mesa donde se celebra el Santo Sacrificio de la Misa, renovación del Sacrificio del Calvario. Del mismo modo que la Eucaristía constituye el centro de la Liturgia católica, así también el altar, sobre el que se ofrece el Sacrificuio eucarístico, es el centro ideal del templo católico. Lo demuestra el puesto eminente que ocupa en el templo el altar, la solemne consagración que hacía el Obispo, las minuciosas disposiciones referentes a la validez o pérdida de su consagración.

Según la interpretación simbólica, que la Iglesia adoptó, el altar es símbolo de Cristo, representa a Nuestro Señor, llamado por san Pablo piedra angular de la Iglesia.

Todo lo anteriormente dicho hace que tenga una gran transcendencia entre todas las cosas materiales del culto. Su sentido espiritual hay que reconocerlo y estimarlo, pues en los objetos materiales del culto no hay que ver sólo su aspecto utilitario, cuando la tradición verdadera ha visto en ellos otros aspectos muy por encima del material.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s