Día 10 de enero

10 de enero

Efemérides

El 10 de enero de 236 tuvo lugar la elección del papa san Fabián. Cuenta la tradición, recogida por el historiador cristiano Eusebio de Cesarea en su Historia Ecclesiastica que una semana después de la muerte de san Antero se le unieron el clero y el pueblo de Roma para elegir al nuevo papa. Siendo numerosísimos los varones ilustres y célebres que estaban en la mente de muchos, a nadie se le ocurrió pensar en Fabián -simple laico, casi un desconocido-, allí presente; sin embargo, de pronto, una paloma posó en su cabeza, imitando manifiestamente el descendimiento del Espíritu Santo en figura de paloma sobre Cristo. Ante este hecho, todos los presentes, como movidos por un único espíritu, se pusieron a gritar con todo entusiasmo que éste era el elegido por Dios, y sin más lo tomaron y lo colocaron sobre la silla pontificia.

*****

La elección del Papa en los primeros siglos

Durante varios siglos la normativa electoral para la provisión de la Sede de San Pedro no difería de la normativa de toda elección episcopal, dado que el Romano Pontífice es el Obispo de Roma.

Para que una elección episcopal pudiera considerarse justa y legítima en aquella época se requería una intervención de los obispos próximos de la sede a proveer y que se hiciera en presencia del pueblo. Tenía su importancia la participación de la comunidad, pues en esa presencia del pueblo fiel estaba la garantía de que se elegía a la persona más digna para el ministerio episcopal, al ser los fieles quienes mejor podían testificar sobre la idoneidad de los candidatos al episcopado, pues conocían las vida y las costumbres de cada uno de ellos.

El modo de elección observado por las Iglesias locales -y por Roma- en los tres primeros siglos de la vida de la Iglesia, en la que intervenían con títulos distintos el clero y los obispos de la provincia eclesiástica, con la presencia del pueblo, presentaba indudables ventajas, entre otras, la de descartar a los indignos.

San Cipriano de Cartago escribió una carta a Antoniano, obispo de Numidia, con el fin de sacarle de dudas sobre la validez de la elección del papa san Cornelio, y dice: Cornelio ha sido hecho obispo por muchos colegas nuestros que se encontraban entonces en la ciudad de Roma. (…) Ha sido hecho Cornelio obispo por el juicio de Dios y de su Cristo, por el testimonio de casi todo el clero, por el sufragio del pueblo que estuvo allí presente, por el apoyo de hombres respetables y de sacerdotes con antigüedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s