Día 25 de febrero

25 de febrero

Liturgia

Los colores litúrgicos

La diversidad de colores en las vestiduras sagradas tiene como fin expresar con más eficacia, aún exteriormente, tanto las características de los misterios de la fe que se celebran como el sentido progresivo de la vida cristiana a lo largo del año litúrgico.

Los colores propiamente litúrgicos son: blanco, rojo, verde, morado, negro y rosáceo.

a) el blanco: se emplea en los Oficios y Misas de los tiempos de Pascual y de Navidad; además en las solemnidades, fiestas y memorias del Señor, que no sean de su Pasión; en las solemnidades, fiestas y memorias de la Santísima Virgen, de los Santos Ángeles, de los Santos no mártires; en las solemnidades de Todos los Santos (1 de noviembre) y de la Natividad de san Juan Bautista (24 de junio); en las fiestas de san Juan Evangelista (27 de diciembre), de la Cátedra de san Pedro (22 de febrero) y de la Conversión de san Pablo (25 de enero).

El color blanco denota alegría, exultación y pureza.

b) el color rojo: se emplea en el Domingo de Ramos en la Pasión del Señor, el Viernes Santo, el Domingo de Pentecostés; en las celebraciones de la Pasión del Señor; en la solemnidad de san Pedro y san Pablo; en las fiestas de los demás Apóstoles (excepto en la de san Juan) y de los Evangelistas; y en las celebraciones de los Santos Mártires.

El color rojo simboliza el amor, la caridad y el derramamiento de sangre.

c) el color verde: se emplea en los Oficios y Misas del Tiempo Ordinario.

El color verde representa la esperanza y deseos de alcanzar el Cielo por los méritos de Jesucristo.

d) el colo morado o violeta: se emplea en los tiempos de Adviento y de Cuaresma. También puede usarse en las Misas de difuntos.

El color morado significa penitencia, mortificación, y tiempo de oración y ayuno.

e) el color negro: puede usarse en las Misas de difuntos.

El color negro simboliza tristeza, dolor y muerte.

f) el color rosa: puede emplearse en los domingos Gaudete (III de Adviento) y Laetere (IV de Cuaresma).

El color rosáceo significa alivio en la penitencia.

El color azul celeste no es propiamente litúrgico y sólo está permitido usarlo en la solemnidad de la Inmaculada Concepción (8 de diciembre).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s