Día 2 de marzo

2 de marzo

Efemérides

Tal día como hoy del año 1459 nació Adriano VI. El último papa no italiano a san Juan Pablo II se llamaba Adriano Florensz y nació el 2 de marzo de 1459 en Utrecht (Holanda). Al subir a la Sede de San Pedro no cambió de nombre. Después de él sólo ha habido un papa que cambió de nombre. Éste fue Marcelo II, que antes de ser obispo de Roma era el cardenal Marcelo Cervini.

Adriano Florensz hizo sus estudios en la Universidad de Lovaina, doctorándose en Teología en 1492. En el año 1507 el emperador Maximiliano I de Alemania le escogió como preceptor de su nieto el archiduque Carlos, futuro emperador Carlos, cuando éste tenía sólo siete años. Más tarde fue nombrado obispo de Tortosa (España). A petición de Carlos V de Alemania (y I de España) fue creado cardenal. El emperador alemán, que además era rey de España, confió a Adriano importantes cargos civiles, entre otros el de regente de España

Estando en la ciudad española de Vitoria le llegó la noticia de que en el cónclave celebrado en Roma por la muerte del papa León X había sido elegido papa. Decidió conservar su nombre de pila, siendo, pues, Adriano VI. En Roma no fue bien recibido por su condición de extranjero.

Consciente de su deber de jefe de la Iglesia emprendió una reforma de la vida eclesiástica, pues creía sinceramente que los desórdenes que afligían a la Iglesia eran un castigo de Dios por los descarríos de la Cristiandad y especialmente de sus pastores y prelados. Graves abusos habían prevalecido incluso en Roma, y por esto Adriano VI se propuso comenzar la reforma por la curia romana.

Además, una de sus primeras preocupaciones fue frenar la herejía luterana en Alemania. A la Dieta de Nuremberg (año 1522) envió como legado pontificio al teólogo Chieragati. De suma importancia para conocer la mente de Adriano VI son las instrucciones privadas y confidenciales que dio a Chieragati acerca delo modo de comportarse en la Dieta. Mirando valerosamente a la realidad de las cosas, escribió: Nos consta que incluso cerca de esta santa cátedra, hace muchos años , tuvieron lugar muchas acciones indignas, abusos de las cosas eclesiásticas y excesos, y que todo esto ha ido empeorando. Así, no es de maravillar que la enfermedad de la cabeza haya pasado a los miembros, del Papa a los prelados. Nosotros todos, prelados y eclesiásticos, nos hemos alejado del recto camino y desde largo tiempo atrás no ha habido uno que haya obrado como debía. Por esto hemos de rendir a Dios el debido honor y humillarnos en su presencia. Cada uno de nosotros ha de reflexionar sobre las causas de su caída y juzgarse a sí mismo más bien que aguardar a que sea juzgado por Dios en el día de su cólera. Por lo mismo tú has de prometer en nombre nuestro que haremos cuanto esté en nuestra mano para que la corte humana, en la que tuvo origen el mal, se mejore y que como de aquí vino la enfermedad, también de aquí venga la curación.

El pontificado de Adriano VI fue breve. Ni siquiera llegó a dos años. El papa holandés murió el 14 de septiembre de 1523.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s