Día 5 de marzo

5 de marzo

La fecha de la Semana Santa

Este artículo fue escrito en el año 1995 por Fernando Pizarro Cabello, Dr. Ingeniero Agrómono

Se ha preguntado usted alguna vez: ¿Por qué la Semana Santa no cae todos los años en la misma fecha? A poco que se piense se ve que es imposible que la fecha de comienzo sea siempre la misma, por una razón muy sencilla: el Domingo de Ramos tiene que caer, naturalmente, en domingo y, como cada año los domingos caen en días diferentes, eso explica que el comienzo de la Semana Santa sea variable. Pero esta razón no es suficiente para justificar las grandes variaciones en las fechas de Semana Santa, cuyo comienzo va desde mediados de marzo hasta la mitad de abril. Se trata de un asunto complicado cuya clave está en la fijación de la fecha del Domingo de Resurrección, fecha que, a su vez está muy relacionada con la pascua de los judíos.

La Resurrección del Señor es una de las fiestas más importantes de la Iglesia católica, que ha querido dar la mayor solemnidad a una celebración que representa el tránsito de la muerte a la vida. Además, los primeros cristianos quisieron diferenciarse de los judíos, que celebraban la pascua hebrea con un simbolismo de muerte, frente al significado cristiano de la resurrección, y para destacar la diferencia, se eligió para la Pascua cristiana un día próximo pero diferente del de la pascua hebrea.

Jesucristo celebró con sus discípulos la pascua hebrea. Al día siguiente fue crucificado y dos días después resucitó. Se sabe que el día que resucitó era después del sabat hebreo, es decir, lo que nosotros llamamos domingo. Tenemos, por tanto, que el día de la resurrección es el primer domingo después de la pascua de los judíos.

La pascua hebrea tenía, y sigue teniendo, un gran significado religioso dentro del judaísmo, pero su origen, como tantas otras celebraciones en todas las religiones del mundo, tenía unos condicionamientos astronómicos: se remonta a una arcaica celebración familiar que coincidía con la primera luna llena después del equinoccio de primavera, en la que los pastores solemnizaban la partida (de ahí su significado como tránsito) hacia los pastos de verano. Esta celebración adquirió un nuevo significado con la salida de los hebreos de Egipto. La Pascua judía conmemora, por tanto, la partida de los israelitas hacia la tierra prometida.

La Iglesia católica quiso mantener muchos de los símbolos que coincidían en su día más solemne: la celebración de la resurrección debía ser en domingo y, además, debía haber pasado la primera luna llena después del equinoccio de primavera. Por cierto, esta misma fecha del equinoccio es también variable, ya que el hecho que la determina (el paso del sol por el punto vernal de la elíptica) puede producirse entre el 20 y el 22 de marzo. Pero, a efectos litúrgicos, la iglesia definió en el Concilio de nicea que la primavera empieza el 21 de marzo esté donde esté el sol.

Ya tenemos, por tanto, los condicionamientos para fijar la fecha del Domingo de Resurrección: primer domingo después de la primera luna llena que ocurras después o el 21 de marzo, con una excepción: ese domingo no puede coincidir con el propio plenilunio.

Lo más pronto que puede presentarse la Semana Santa ocurre cuando se dan dos condiciones:

1ª Que la luna llena sea el 21 de marzo.

2ª Que ese día sea sábado.

En ese caso, el domingo siguiente, es decir el 22 de marzo, es el Domingo de Resurrección. Para la fecha más tardía, también tienen que darse dos coincidencias:

1ª Que la primera luna llena después del equinoccio sea lo más tarde posible. Esta situación se presenta cuando hay luna llena justamente el día antes del equinoccio, es decir, el 20 de marzo. Como el mes lunar tiene 29 días, la siguiente luna llena tendrá lugar el 18 de abril (20 de marzo + 29 días – 31 días que tiene marzo = 18 de abril).

2ª Que ese día sea domingo. Ya que el Domingo de Resurrección no puede coincidir con el plenilunio habrá que esperar para tal celebración hasta el domingo siguiente, es decir, el 25 de abril.

Vemos, por tanto, que el Domingo de Resurrección oscila entre el 22 de marzo y el 25 de abril. Como ejemplo, veamos el caso de este año de 1995. El 21 de marzo la luna estaba en fase menguante, aproximándose al cuarto. La primera luna llena después de esa fecha es el sábado 15 de abril. Por tanto, el domingo siguiente, el 16 de abril, es el Domingo de Resurrección y siete días antes, el 9 de abril, es el Domingo de Ramos con el que empieza la Semana Santa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s