Día 22 de marzo

22 de marzo

Santos populares

Los santos -las santas- no son seres extraterrestres que aparecen en nuestro planeta, sino hombres -mujeres- de carne y hueso, con cuerpo y alma. Y, en esta tierra que pisamos, alcanzaron la meta de la santidad, porque, a pesar de sus flaquezas y miserias, lucharon -ayudados por la gracia divina- para mantenerse siempre fieles a Dios, amándole de todo corazón.

Cada santo o santa es un regalo de Dios para su Iglesia, y que la Esposa de Cristo, la Santa Iglesia, pone como ejemplo para que le imitemos en su fidelidad y amor de Dios, así como en su lucha contra las tentaciones y pasiones, y en su esfuerzo pasra hacer el bien.

En la historia dos veces milenaria de la Iglesia están marcadas unas huellas: las que con sus pisadas dejaron por el camino de este mundo los santos. De algunos de los cuales se hacen en estas líneas unas brevísimas pinceladas de sus vidas.

Se han elegido unos cuantos de entre los más populares, aunque, como es lógico, hay otros que, aunque no figuren en esta relación, el pueblo cristiano les tiene gran devoción, como san José, san Juan Bautista, o san Pedro, por citar algunos

Santa Gema

Escritora mística y célebre visionaria y estigmatizada. Nació el 12 de marzo de 1878 en Camigliano (Luca, Italia). Huérfana desde muy pequeña, tiene que sufrir el drama de una familia venida a menos, dispersa y víctima de las pruebas más duras. Acogida en casa de la familia Gianni, pasa enferma la mayor parte de su corta vida.

Es autora de algunos escritos espirituales en los que narra sus experiencias místicas. Su aventura espiritual transcurre en la oscuridad más grande. Su secreto está en la manifestación que hace del Dios vivo y oculto en la vida y la cruz del hombre.

Murió el 11 de abril de 1903 en luca. Beatificada por Pío XI el 14 de mayo de 1933, fue canonizada por Pío XII el 2 de mayo de 1940.

San Judas Tadeo

Pariente, seguidor y apóstol de Jesucristo. El nombre del traidor -Judas Isacriote- que entregó al Maestro ha sido causa de que muchos le olvidaran. Pero la Iglesia le honra e invoca como abogado especial de los casos difíciles y desesperados.

San Lucas, para distinguirlo del traidor, lo llama “Judas de Santiago”. En las demás listas de apóstoles, transmitidas por san Mateo y san Marcos, se le menciona por el sobrenombre de Tadeo, y se le cita a continuación de su hermano Santiago el de Alfeo.

Predicó con celo infatigable por palestina y Mesopotamia, consiguiendo innumerables conversiones, y dando por fin su vida en defensa de la Fe. La tradición dice que murió en la ciudad persa de Suanir, martirizado a pedradas y garrotazos. En el Nuevo Testamento hay una epístola escrita por él, en la que se presenta como Judas, siervo de Jesucristo y hermano de Santiago.

San Jorge

Pocos santos han tenido tanta veneración popular como san Jorge, y como testimonio de ello están las innumerables iglesias dedicadas a su advocación. En España es patrón de Aragón y de Cataluña, y de muchas ciudades marítimas del Mediterráneo. La antigüedad y la difusión de su culto no tiene una adecuada correspondencia en noticias biográficas.

Nació en Capadocia, en el seno de una familia cristiana, donde lo educaron religiosamente hasta el momento en que entró en el servicio militar. Moriría mártir durante la persecución de Daciano, emperador de los persas. Jorge, siendo oficial de las milicias, había distribuido sus bienes a los pobres y, delante de la Corte, se confesó cristiano. Cuando el emperador le invitó a hacer sacrificios a los dioses, se negó, con lo que dieron comienzo las numerosas y espectaculares escenas del martirio.

La leyenda de la joven librada del dragón por obra de san Jorge surgió en la época de los cruzados. Fue invocado contra las serpientes venenosas, contra la peste y la lepra, y en los países eslavos, contra las brujas.

San Antonio de Padua

Célebre apóstol franciscano, doctor de la Iglesia y uno de los santos más venerados. Es conocido como el “santo de todo el mundo” por la amplísima devoción popular de que siempre ha gozado dentro de la Iglesia. También se le conoce como el “santo de los milagros”, debido a los muchos portentos que se le atribuyen.

Nació en Lisboa, entre 1188 y 1191. Sus padres pertenecían a la burguesía acomodada de la ciudad. Siendo muy joven aún, ingresó en el monasterio de canónigos agustinos de San Vicente de Fora. En 1220, con permiso de sus superiores, profesa en la Orden Franciscana.

Pronto se revela como un extraordinario apóstol, con una profunda preparación intelectual. Enfrentándose públicamente con los herejes cataros y patavinos, consiguió muchas conversiones. San Francisco lo designó en 1123 como profesor de teología en la orden.

Minado por la enfermedad, murió el 13 de junio de 1231. en ese mismo año, fue canonizado por Gregorio IX en atención a su indiscutible fama universal de santidad.

San Cayetano

Nació en Vicencia, ciudad de la República de Venecia, en octubre de 1480. Marchó a Roma y, en 1516, con un selecto grupo de eclesiásticos y seglares, fue el principal promotor del Oratorio del Amor Divino, para contrarrestar la influencia paganizante del Renacimiento. Sus miembros realizaron un intenso apostolado de la caridad. Cayetano destacó siempre por su admirable celo en favor de los enfermos y apestados, a los que dedicó su fortuna particular y los más abnegados servicios personales.

En la noche de Navidad de 1517, cuando estaba en oración junto al Pesebre del Señor que se venera en Santa María la Mayor de Roma, se le apareció la Virgen, acompañada de san José y de san Jerónimo, y depositó en sus brazos al Niño Jesús.

Murió el 7 de agosto de 1547. Clemente X lo canonizó el 12 de abril de 1671. Por su infatigable celo mereció ser llamado “cazador de almas”. El pueblo cristiano le invoca con el título de “Padre de Providencia” porque su intercesión es eficasísima para obtener sobre los individuos y las familia los dones de la Providencia divina.

San Francisco de Asís

Nace en Asís (Umbría, Italia) en 1181. Fundador de la Orden de los Hermanos Menores (Franciscanos). Hijo de un rico comerciante en paños. Joven alegre, cordial, cortés hasta lo caballeresco. Oyó de labios del crucifijo de San Damián la orden de reparar la iglesia. Habiéndose producido la ruptura con su padre, el 24 de febrero de 1209 sintió claramente la vocación a la vida apostólica dentro de la absoluta pobreza.

No tardaron en unírsele algunos compañeros y, de esta forma, se vio fundador de un sorprendente movimiento de renovación cristiana. Inocencio III aprobó oralmente la forma de vida de Francisco, impregnada de sencillez y de alegría, a la vez que penitente.

Su popularidad va en aumento, pues ya en vida se le considera un santo. Esta veneración subió de punto desde la estigmatización, ocurrida en el monte La Verna el 17 de septiembre de 1224. Dos años después de su muerte, el 16 de julio de 1228, fue canonizado por Gregorio IX.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s