Día 6 de abril

6 de abril

Curiosidades y costumbres del Papado

Cambio de nombre

El primer papa que se cambió el nombre al ser elegido, fue Juan II (533-535). Se llamaba Mercurio, nombre de la mitología pagana que llevaba el dios de los ladrones. El papa recién elegido creyó oportuno cambiar el nombre y tomó el de Juan. Con esta decisión creó un precedente que, más adelante, justificaría el nacimiento de una tradición típicamente pontificia: el cambio de nombre de los llamados a ocupar la silla de San Pedro.

Durante el primer milenio, salvo algunas excepciones, todos los papas conservaron su nombre de bautismo.

Comúnmente se dice que Sergio IV (1009-1012) fue el primer papa que, seguido por todos los demás (con las excepciones de Adriano VI y Marcelo II), había cambiado de nombre al ser elevado a la Sede Apostólica. El nombre de bautismo de Sergio IV era Pedro, y se le conocía antes de ser elegido con el apodo hocico de cerdo.

Pero antes de Sergio IV habían cambiado de nombre Juan II (como ya se ha dicho); Juan XII (955-964) cuyo nombre de pila era Octaviano; Juan XIV (983-984) que había recibido en el bautismo el nombre de Pedro; Gregorio V (996-999) que se llamaba Bruno; Silvestre II (999-1003) llamado Gerberto antes de ser papa; y Juan XVII (1003-1003) que recibió al ser bautizado el nombre de Sicco.

También el antipapa Bonifacio VII (974-974, por primera vez; 984-985, por segunda vez) cambió el nombre al usurpar la Sede romana. Su nombre de bautismo era Franco.

El inmediato predecesor de Sergio IV, Juan XVIII (1004-1009), que se llamaba Juan Fasano, fue el último papa (con las excepciones ya referidas de Adriano VI y Marcelo II) que no se cambió de nombre al ser nombrado romano pontífice.

En la época del Renacimiento, Adriano Florensz, natural de Utrecht y obispo de Tortosa, cuando fue elegido papa conservó su nombre, siendo Adriano VI (1522-1523). Igualmente, Marcelo Cervini di Spannochi decidió no cambiar de nombre al salir del cónclave convertido en papa. Fue Marcelo II (1555-1555), cuyo pontificado es uno de los más breves de la historia.

*****

Nombres más utilizados

El nombre que aparece más en la lista de los papas es el de Juan. En total 23 romanos pontífices se han llamado Juan. El último, san Juan XXIII. Pero el número 23 no se corresponde con la realidad. En la lista de los papas del Anuario Pontificio no figura como papa el llamado Juan XVI (lo considera antipapa) ni aparece Juan XX. Por tanto, los papas de nombre Juan son 21.

Además, varios antipapas también se han llamado Juan. El primero de ellos no aparece con el número ordinal. Se trata de un diácono llamado Juan, que al morir en el año 844 el papa Gregorio IV, fue elegido como Pontífice por una parte del pueblo, pero no obtuvo el reconocimiento del clero ni de la mayoría de los romanos. Si el diácono Juan hubiera sido verdadero papa le correspondería el ordinal VIII. Otro antipapa de nombre Juan es el ya citado Juan XVI (Juan Filagato), que en el año 997 fue proclamado papa por Crescencio II (usurpador del título de Patricio de los romanos) en vida del papa Gregorio V (996-999). Y por último está el antipapa Juan XXIII (Baltasar Cossa), elegido en el año 1410, en pleno Cisma de Occidente, para suceder al también antipapa Alejandro V (1409-1410). Tanto Alejandro V como Juan XXIII eran reconocidos Papas por la obediencia surgida del Concilio de Pisa.

Otro nombre que ha sido muy utilizado es el de Gregorio. En total hay 16 papas llamados Gregorio. El último fue Gregorio XVI (1831-1846). También dos antipapas utilizaron este nombre.

En tercer lugar está el nombre de Benedicto. El último papa en tomar este nombre para su pontificado fue Benedicto XVI (2005-2013). Además, dos antipapas también se llamaron Benedicto. El Anuario Pontificio considera como antipapa a Benedicto X. Por tanto, sólo 15 papas se llamaron Benedicto, y dos antipapas utilizaron el mismo nombre.

Después viene el nombre de Clemente, que aparece en 14 ocasiones, sin contar los tres antipapas del mismo nombre.

También superaron el número de 10 los papas llamados Inocencio y los que eligieron el nombre de León, pues fueron 13 los que adoptaron el nombre de Inocencio para su pontificado, y otros tantos, el de León. Antipapas con el nombre de Inocencio sólo aparece uno, y ninguno con el de León. León VIII (963-965) es considerado antipapa por algunos autores, pero el Anuario Pontificio lo incluye en la lista de los papas.

Y el último nombre que podemos considerar de los frecuentes por aparecer más de 10 veces, es el de Pío, que ha sido utilizado por 12 papas. Ningún antipapa se ha llamado Pío. Este nombre es el más utilizado en los siglos XIX y XX (3 papas con este nombre en cada uno de los dos siglos citados)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s