Día 14 de mayo

14 de mayo

Fiesta san Matías

Fiesta de san Matías, apóstol, que siguió al Señor Jesús desde el bautismo de Juan hasta el día en que Cristo subió a los cielos y, por esta razón, después de la Ascensión del Señor fue puesto por los apóstoles en el lugar que había ocupado Judas, el traidor, para que, formando parte del grupo de los Doce, fuese testigo de la Resurrección. (Martirologio Romano).

*****

La elección de san Matías

Las tribus del Pueblo elegido eran doce. También doce fueron los apóstoles que eligió Cristo. No es una mera coincidencia. El nuevo Pueblo de Dios, la Iglesia, debía estar asentado sobre doce columnas, como el antiguo lo había estado sobre las doce tribus de Israel. Después de la traición de Judas Iscariote, había quedado una vacante en el Colegio apostólico. Y para dar cumplimiento lo que había predicho el profeta –que su cargo lo ocupe otro-, se levantó san Pedro en medio de los discípulos y, ejerciendo su potestad primada ante aquella primitiva comunidad cristiana, declaró las condiciones que había de tener el que ocupara el puesto vacante entre los Doce, según había aprendido del Maestro: el discípulo ha de conocer a Jesús y ser testigo suyo. Por eso habló de esta manera: Es necesario que de los hombres que nos han acompañado todo el tiempo en que el Señor Jesús vivió entre nosotros, empezando desde el bautismo de Juan hasta el día en que fue elevado de entre nosotros, uno de ellos sea constituido con nosotros testigo de su resurrección (Hch 1, 21-22).

San Pedro pone de relieve la necesidad de que el elegido, el nuevo apóstol, sea testigo ocular de la predicación y de los hechos de Jesús a lo largo de su vida pública, y de modo especial de la Resurrección. Treinta años después, en la segunda carta inspirada que escribió dirigida a todos los cristianos, asegura: no os hemos dado a conocer el poder de Jesús y su venida siguiendo fábulas ingeniosas, sino como testigos oculares de su grandeza (2 P 1, 16). Pero sigamos el relato escrito por san Lucas en el libro de los Hechos de los Apóstoles: Presentaron a dos, a José llamado Barsabas, por sobrenombre Justo, y a Matías. Y oraron así: “Tú, Señor, que conoces el corazón de todos, muestra a cuál de estos dos has elegido para ocupar el puesto en este ministerio y apostolado, del que desertó Judas para ir a su destino”. Echaron suertes y la suerte recayó sobre Matías, que fue agregado al número de los once apóstoles (Hch 1, 23-26).

Llama la atención la forma de elegir: echando suertes. Los Once y los demás discípulos no se atreven por sí mismos, por sus propias consideraciones o simpatías, a tomar la responsabilidad de señalar al sustituto de Judas Iscariote. Por tanto, ni san Pedro ni la comunidad cristiana elige, sino que deja que sea Dios quien señale el que debe ser añadido al grupo de los apóstoles. Y para conocer la decisión divina se utiliza un medio ya usado en el Antiguo Testamento. En el libro de los Proverbios se lee: Se echan suertes, pero es Dios quien da la decisión (Pr 16, 33). Se da por hecho que Dios ya ha elegido y consiguientemente la manifestará. Comenta un Padre de la Iglesia: Todos rezan, diciendo: Tú, Señor, que conoces el corazón de todos, muéstranos. “Tú, no nosotros”. Llaman con razón al que penetra todos los corazones, pues Él solo era quien había de hacer la elección. Le exponen su petición con confianza dada la necesidad de la elección. No dicen: “Elige”, sino: Muéstranos a cuál has elegido, pues saben que todo ha sido prefijado por Dios. Echaron suertes. No se creían dignos de hacer por sí mismos la elección, y por eso prefieren atenerse a una señal (San Juan Crisóstomo).

Hay que pensar que desde toda la eternidad Dios había elegido a san Matías para que fuera apóstol de Cristo. La vocación de Matías es una llamada divina.

Después de las palabras de Pedro, los discípulos presentaron a dos. San Lucas cita a los dos, pero de uno de ellos indica el sobrenombre. A primera vista, a los ojos humanos, parece ser que el mejor, el que cuenta con más posibilidades, es José, llamado Barsabas, conocido por el Justo. Por otros pasajes de la Sagrada Escritura sabemos que justo era equivalente a santo. Lo que hace pensar que José, llamado Barsabas, era considerado por los primerísimos cristianos, los de época apostólica, como santo. El otro que fue presentado era Matías, forma abreviada de Matatías, que significa regalo de Dios. La suerte recayó sobre este último. Y fue agregado al grupo de los apóstoles. Realmente para san Matías su vocación hizo honor a su nombre, pues es un grandioso regalo de Dios.

¿Qué sabemos de san Matías? Sólo su existencia, pues en el Nuevo Testamento sólo aparece en el momento en que es elegido para ser apóstol. Un antiguo historiador antiguo recoge una tradición que afirma que este discípulo pertenecía al grupo de los setenta y dos que, enviados por Jesús, fueron a predicar por las ciudades de Israel. Apenas elegido, Matías se hunde de nuevo en el silencio. Con los demás Apóstoles experimentó el ardiente gozo de Pentecostés. Caminó, predicó y curó a enfermos, pero su nombre no vuelve a aparecer en la Sagrada Escritura. Como los otros Apóstoles, dejó una estela de fe imborrable que dura hasta nuestros días. Fue una luz encendida que Dios contempló con inmenso gozo desde el Cielo.

Matías, según la tradición, murió mártir, como los demás Apóstoles. La esencia de su vida estuvo en llevar a cabo el gozoso y a veces doloroso encargo que un día puso el Espíritu Santo sobre sus hombros. Fue fiel a la vocación recibida, cumplió su misión. Esta misión fue idéntica a las funciones principales de los Apóstoles que vienen recogidas en el libro de los Hechos de los Apóstoles y que son: ser testigos de la resurrección de Jesús y llevar a cabo este testimonio mediante el ministerio de la palabra, acompañado de signos y prodigios que hacen visibles la salvación que anuncian.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s