Día 8 de junio

8 de junio

 

Pregunta y respuesta

 

¿Los Evangelios son libros auténticos y veraces?

 

Sí. Los Evangelios son libros inspirados por Dios. Los cuatro evangelios, cuyos autores son san Mateo, san Marcos, san Lucas y san Juan, fueron escritos en el siglo I y, aunque no sean biografías completas, relatan con detalle la vida y las enseñanzas de Cristo. Estos textos han sido estudiados muy a fondo por todas las ciencias y demuestran con claridad dos cuestiones muy importantes para el conocimiento de Jesús y para la fe. Éstas son:

 

  1. a) Los cuatro evangelios son libros auténticos. Esto quiere decir que lo que nosotros leemos ahora es lo mismo que escribieron los evangelistas, y no es el resultado de añadidos posteriores. Para afirmar esto, está el estudio de más de 5.000 copias manuscritas muy cercanas en el tiempo al texto original, que son prácticamente idénticas entre sí y presentan apenas variaciones respecto al texto actual. No existe ninguna otra obra literaria de la Antigüedad de la que se conserven tantas copias ni tan antiguas.

 

  1. b) Los evangelios son libros veraces. En ellos se cuentan hechos reales, pues san Mateo y san Juan fueron testigos de los hechos que escribieron; y san Marcos y san Lucas, fueron informados por testigos directos. San Juan bien lo dijo: Lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado y han palpado nuestras manos a propósito del Verbo de vida (…), lo que hemos visto y oído, os lo anunciamos para que también vosotros estéis en comunión con nosotros. (…) Os escribimos esto para que nuestra alegría sea completa (1 Jn 1, 1.3a.4). En el prólogo de su evangelio, san Lucas escribe el motivo que le lleva a escribir y cómo se informó de la vida de Jesús. Ya que muchos han intentado poner en orden la narración de las cosas que se han cumplido entre nosotros, conforme nos la transmitieron quienes desde el principio fueron testigos oculares y ministros de la palabra, me pareció también a mí, después de haberme informado con exactitud de todo desde los comienzos, escribírtelo de forma ordenada, distinguido Teófilo, para que conozcas la indudable certeza de las enseñanzas que has recibido (Lc 1, 1-4). Lo que narran los evangelistas es lo mismo que habían enseñado oralmente los Apóstoles desde el día de Pentecostés. En la segunda mitad del siglo I aún vivían muchos discípulos de Jesús, y ninguno de ellos dijo que los hechos narrados en los Evangelios no fueran ciertos. Los evangelistas, además de ser personas honradas, dieron su vida por dar testimonio de lo que habían escrito.

 

Los cristianos aceptamos la enseñanza evangélica por la fe en que Dios ha inspirado a los autores de los evangelios y, por tanto, todo lo que se dice sobre Jesucristo es verdadero.

 

*****

 

Anécdota

 

Una mujer fue al médico para preguntarle si la píldora anticonceptiva tiene efectos secundarios. El médico -sin inmutarse- le contestó: Sí, señora. La mujer, no conforme con tan lacónica respuesta, preguntó de nuevo: ¿Cuál es, pues, el efecto secundario más importante? Y la respuesta no se hizo esperar: Que si continúa usted tomando la píldora se irá al infierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s