Día 5 de julio

5 de julio

Memoria libre de san Antonio María Zacarías

San Antonio María Zacarías, presbitero, fundador de la Orden de Clérigos Regulares de San Pablo o “Barnabitas”, para renovar las costumbres de los fieles cristianos, y que en Cremona, en la región italiana de Lombardía, voló al encuentro del Salvador. (1539) (Martirologio Romano).

*****

Anécdota

Un escultor del Siglo de Oro

El día Viernes Santo, 8 de abril de 1605, nacía en Valladolid, capital de España en aquel entonces, el príncipe Felipe, que luego había de reinar con el nombre de Felipe IV. Para conmemorar tan fausto acontecimiento encargó Felipe III al célebre escultor Gregorio Fernández una imagen de Jesús yacente en el sepulcro. Talló éste el cuerpo del Señor con la perfección que aún se admira en él. Por tres veces hizo la cabeza, y después de ayunar, confesar y comulgar pudo exclamar alborozado: –El cuerpo lo hice yo, mas la cabeza la hizo el mismo Dios.

Es, sin duda alguna, esta preciosa imagen una de las mejores esculturas de la imaginería española. Ante ella se ora casi sin querer, como afirmó el escultor Benlliure. La venerada imagen es El Santísimo Cristo de El Pardo. Su santuario es lugar preferido de muchas peregrinaciones piadosas.

Pero no fue la única imagen que hizo de Cristo yacente. En el Convento de la Encarnación de Madrid se venera otra imagen muy parecida a la de El Pardo.

Además, Gregorio Fernández es el escultor de muchas de las imágenes de la Semana Santa de Valladolid. Entre otras, están: Cristo a la columna, Coronación, Descendimiento. De toda su obra escultórica hay que destacar las imágenes de Nuestro Señor, por la gran fuerza expresiva de sus rostros y manos, dándoles todo el contenido trágico de la muerte.

Se cuenta de su vida el siguiente hecho milagroso. En una ocasión el Señor se le apareció y le dijo: –¿Dónde me conociste que tan bien me retrataste? Y el artista respondió: –En mi corazón, Señor.

*****

El cristiano debe procurar en todo momento ser otro Cristo; llevar impresa en sí mismo, la imagen del Señor; parecerse a Cristo en la humildad, en la caridad, en la paciencia, en la obediencia y en todas las demás virtudes. El verdadero discípulo del único Maestro -y esto debe ser todo el que se honra con el nombre de cristiano- nunca se aparta de Él, ni le pierde de vista, sigue sus pasos acompañándole en todos los caminos, y medita los misterios de su vida santísima.

Para conseguir esta semejanza, es necesario abrir el corazón a Cristo y a su ley evangélica, que es ley de amor; decir siempre sí a los requerimientos del mismo Jesús, sin condicionar nunca la disponibilidad que exige la misma vocación cristiana. Entonces resplandecerá el rostro humano de Dios -Jesucristo- en la vida del cristiano.

Cuenta san Juan en el Evangelio: Había algunos griegos entre los que habían subido a adorar en la fiesta. Estos, pues, se acercaron a Felipe, el de Betsaida de Galilea, y le rogaron, diciendo: Señor, queremos ver a Jesús (Jn 12, 21). También hoy día grita la gente: ¡Queremos ver a Jesús! Pero no quieren verlo sólo en las imágenes de los templos, en los escritos y libros de espiritualidad, en el arte religioso y en la doctrina católica. Quiere verlo sobre todo en la vida de los cristianos, dentro de ellos mismos, en sus hogares, en sus lugares de trabajo.

Ojalá fuera tal tu compostura y tu conversación que todos pudieran decir al verte o al oírte hablar: éste lee la vida de Jesucristo (San Josemaría Escrivá, Camino, n. 2). Para reflejar en la propia vida el rostro de Cristo, hay que meditar su vida, porque hace falta que la conozcamos bien, que la tengamos toda entera en la cabeza y en el corazón (…) de forma que, en las diversas situaciones de nuestra conducta, acudan a la memoria las palabras y los hechos del Señor (San Josemaría Escrivá, Es Cristo que pasa, n. 107).

El hombre es escultor de su propia vida. Sólo realizará una obra verdaderamente maestra cuando en su vida se refleje la vida de Cristo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s