Día 18 de julio

18 de julio

Preguntas y respuestas

¿Hay en los Evangelios datos por los que podemos saber que Jesucristo era Dios?

En los Evangelios hay una serie de datos que muestran que Jesús quiso dejar claro que Él era Dios. Se presentó muchas veces como Dios, igual al Padre. Una de las cosas que dijo fue: El que me ve a mí, ve al Padre (Jn 14, 9), hasta el punto de hacer esta afirmación inaudita: Yo y el Padre somos una sola cosa (Jn 10, 30). Afirmó tener poder para perdonar los pecados, que sólo Dios posee. Aceptó la adoración, que sólo se debe a Dios. Interpretó y aclaró lo que Dios quiso decir en la Ley. También dijo que juzgaría a todos los hombres y mujeres al final del mundo. Además, sus obras manifiestan que Él es Dios. Así, por ejemplo, todos los milagros que realizó. El mayor de los milagros fue su propia resurrección. El mismo Jesús había dado como argumento máximo de su condición de Mesías el dato de que resucitaría al tercer día después de muerto, hecho que Él había anunciado numerosas veces. También es prueba de la divinidad de Cristo el cumplimiento en él de las profecías mesiánicas.

¿Cuáles son las principales profecías mesiánicas?

Estaba escrito que el Mesías sería descendiente del rey David. Dios prometió a David: Suscitaré de ti un descendiente tuyo, salido de tus entrañas, y consolidaré su realeza; su reino durará para siempre. Yo seré para Él un padre y Él será para mí un hijo (2 S 7, 12-14). El profeta Miqueas afirmó que Belén sería el lugar del nacimiento del Mesías: Y tú Belén, pequeña entre las ciudades de Judá, de ti saldrá un jefe que apacentará a mi pueblo, Israel (Mi 5, 1). Isaías anunció que nacería de una virgen y que sería verdadero Dios: He aquí que una virgen da a luz un hijo y le llama Enmanuel, que significa Dios con nosotros (Is 7, 14). Este mismo profeta predijo los milagros que realizaría: Dios mismo vendrá y os salvará. Entonces verán los ciegos, oirán los sordos, andarán los cojos y hablarán los mudos (Is 35, 4-6). Daniel, con la profecía de las setenta semanas, indicó el año que nacería Cristo. El rey David contó detalles de la Pasión de Jesús: Traspasaron mis manos y mis pies, contaron todos mis huesos. Se dividieron mis vestidos y echaron suertes sobre mi túnica (Sal 21, 17-19).

La Pasión del Señor fue descrita seiscientos años antes que ocurriera por el profeta Isaías, en el canto llamado Siervo de Yavé, que está en el capítulo 53 del libro de Isaías. Este canto se le ha llamado la Pasión según Isaías. Los rasgos del Siervo de Yavé descritos por el profeta coinciden sorprendentemente con los del Mesías Salvador según el relato de la Pasión que hacen los evangelistas. Isaías escribió: Mirad, mi siervo tendrá éxito… Lo vimos sin aspecto atrayente, despreciado y evitado por los hombres, como varón de dolores, acostumbrado al sufrimiento, ante el cual se oculta el rostro; despreciado y desestimado… El Señor cargó sobre él nuestros crímenes. Maltratado voluntariamente se humillaba y no abría la boca; como cordero llevado al matadero, como oveja ante el esquilador, enmudecía y no abría la boca… Fue puesto entre los malhechores y ha tomado sobre sí los pecados de todos.

También estaba profetizada su estancia en Egipto: Cuando Israel era niño, Yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo (Os 11, 1); su entrada triunfal en Jerusalén: Regocíjate, hija de Sión, grita de júbilo, hija de Jerusalén, mira, tu rey viene hacia ti, es justo y victorioso, montado sobre un asno, sobre un borrico, cría de asna (Za 9, 9); y que sería vendido por treinta monedas de plata: Yo les dije: -Si os parece bien, dadme mi paga, y si no, dejadlo. Ellos pesaron mi paga: treinta siclos de plata. Me dijo el Señor: -Echa en el tesoro el valioso precio con que he sido tasado por ellos. Tomé los treinta siclos de plata y los eché en el tesoro del Templo del Señor (Za 11, 12-13).

Y el último de los profetas, san Juan Bautista, lo anunció y lo señaló como el Mesías que ya había llegado: He aquí el cordero de Dios que quita el pecado del mundo (Jn 1, 29).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s