Día 27 de julio

27 de julio

Cristianos perseguidos

En Pakistán

En agosto de 2012, Rimsha Masih, una niña cristiana de catorce años y con discapacidad mental, fue falsamente acusada de blasfemia y detenida por la policía pakistaní. Salió a buscar combustible para quemar en su casa y recogió por error unos papeles con versos del Corán. El imán que lanzó la acusación fue detenido en septiembre, después de que varios testigos, vecinos de la aldea de Masih, aseguraran que habían visto cómo el clérigo islamita introducía “papeles quemados” del Corán en la mochila de la adolescente para provocar disturbios y expulsar a los cristianos de sus hogares. La Corte Suprema de Pakistán absolvió a la niña del delito de blasfemia en enero de 2013.

*****

En Mongolia

La Iglesia católica fue totalmente barrida por la llegada del comunismo. La primera misión católica en Mongolia comenzó a fines del siglo XX. Los misioneros trabajan en invierno con temperaturas de 30 grados bajo cero. En la actualidad, el anuncio de la fe sólo es posible en los espacios de la iglesia; los jóvenes menores de 16 años sólo pueden acudir a la catequesis previa autorización por escrito de los padres, y los sacerdotes no deben ser reconocibles como tales en los lugares públicos. A pesar de las limitaciones, la misión cuenta con cuatro parroquias y con cerca de 800 fieles. La Iglesia en aquel país se levanta después de setenta años de caída y progresa con esperanza.

*****

En Corea del Norte

Aunque la Constitución de Corea del Norte garantiza la “libertad de creencia religiosa”, en la práctica ésta no existe. El obispo norcoreano Francis Hong todavía está incluido en la lista de desaparecidos del Vaticano. No se le ha vuelto a ver desde 1962 y ya debe superar los 100 años de edad. Sin embargo, la Santa Sede mantiene que “no se puede excluir la posibilidad de que siga preso en algún campo de reeducación”.

Una cristiana, Ri, de 33 años, fue ejecutada por “poner biblias en circulación”. Poseer una biblia en este país asiático puede acarrear la pena capital. Los padre de Ri, su esposo y sus hijos fueron enviados a campos de prisioneros. Es el precio por creer en Jesucristo.

*****

En Somalia

Aplicando la Sharia, la ley islámica, islamistas del movimiento islámico Al-Shaab decapitaron a Farhan Haji Mose, joven de 25 años en la ciudad costera somalí de Barawa. El joven había nacido musulmán, pero se convirtió al cristianismo, por lo que fue seguido durante seis meses por devotos musulmanes que aplicaron la ley islámica: pena de muerta al apóstata y al convertido al cristianismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s