Día 11 de septiembre

11 de septiembre

Curiosidades y costumbres del Papado

Los Papas españoles

Ha habido en toda la historia del Pontificado romano tres papas españoles. Éstos son:

San Dámaso I (366-384). Es considerado español por ser hijo de padres españoles, aunque nació en Roma. Fue elegido papa por la mayoría de los fieles y eclesiásticos el 1 de octubre del 366. Al principio de su pontificado le disputó la Sede romano Ursino, que había sido elegido por una minoría.

Dámaso era un hombre brillante y culto. Su pontificado, a pesar de las muchas dificultades, fue importante y fecundo. Murió el 11 de diciembre del 384.

Calixto III (1455-1458). Alonso de Borja nació el 31 de diciembre de 1378 en Játiva (Valencia). Buen jurista. Sus buenos oficios consiguieron la renuncia del Gil Sánchez Muñoz (Clemente VIII, antipapa, sucesor de Benedicto XIII). Martín V le recompensó con el obispado de Valencia en 1429. Fiel a Eugenio IV, rehusó asistir en representación de Alfonso V de Aragón al Concilio de Basilea que estaba enfrentado al papa de Roma, y consiguió reconciliar al monarca aragonés con Eugenio IV en 1443, por lo que el Pontífice le nombró cardenal.

El 8 de abril de 1455 fue elegido papa y tomó el nombre de Calixto III. Murió el 6 de agosto de 1458.

Alejandro VI (1492-1503). Rodrigo de Borja era sobrino de Calixto III y había nacido en Játiva (Valencia). Con el apoyo de su tío hizo una rápida carrera eclesiástica. Estudió en Bolonia, obteniendo el grado de doctor en Derecho Canónico. Nombrado cardenal del título de San Nicolás in carcere cuando tenía veinticinco años de edad.

Elegido papa el 10 de agosto de 1492. Cabe destacar en su pontificado la celebración del Jubileo del año 1500. Murió el 18 de agosto de 1503.

Durante el Cisma de Occidente, a la muerte de Clemente VII, papa de la obediencia de Aviñón, el 28 de septiembre de 1394 fue elegido para sucederle Pedro Martínez de Luna, cardenal de Santa María in Cosmedin. Tomó el nombre de Benedicto XIII (1394-1423). Era natural de Illueca (Aragón) y una de las primeras autoridades en Derecho Canónico de su tiempo.

Convencido de su legitimidad, a pesar de las muchas presiones que se ejercieron sobre él para que renunciara a la tiara, mantuvo su condición de papa hasta el final de sus días. Murió en Peñíscola, a la edad de 95 años, el 23 de mayo de 1423.

También fue español el antipapa Clemente VIII (1423-1429), que fue el sucesor de Benedicto XIII. Se llamaba Gil Sánchez Muñoz. El 26 de julio de 1429 renunció. Los cardenales de su “obediencia” eligieron como sucesor de Clemente VIII a Martín V, el legítimo papa de Roma.

Al referirse a los papas españoles es preciso hacer una aclaración con Juan XXI (1276-1277), conocido antes de ser papa como Pedro Hispano. No era español sino portugués, nacido en Lisboa y de nombre Pedro Juliâo. Su pontificado duró del 8 de septiembre de 1276 al 20 de mayo de 1277.

Y por último, Adriano VI (1522-1523) que aunque era holandés de nacionalidad, sí tenía bastante relación con España, pues vino en 1515 a la península Ibérica para hacer valer los derechos del archiduque Carlos a la corona de los Reyes Católicos, sus abuelos. Además, fue obispo de Tortosa y acompañó a Carlos I en su primer viaje a España. En 1517 fue creado cardenal por León X y, cuando Carlos I se fue a Alemania para recibir la corona imperial, fue nombrado regente y gobernador general de los reinos de España. Estando en la ciudad de Vitoria recibió la noticia de que el 9 de enero de 1522 había sido elegido papa. Murió en Roma el 14 de septiembre de 1523.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s