Día 12 de octubre

12 de octubre

Fiesta de Nuestra Señora del Pilar

Fiesta de Nuestra Señora del Pilar. Según una venerada tradición, la Santísima Virgen María se manifestó en Zaragoza sobre una columna o pilar, signo visible de su presencia. Esta tradición encontró su expresión cultual en la misa y en el Oficio que, para toda España, decretó el papa Clemente XII. (Martirologio Romano).

*****

La historia de esta advocación mariana es la siguiente: Una antigua tradición, transmitida oralmente desde tiempos remotos, asevera que Santiago el Mayor, uno de los apóstoles de Jesucristo, fue el primero en llegar hasta los confines occidentales de Europa -el finis terrae, lo que es hoy día la península ibérica- para predicar el Evangelio. Los frutos de su dedicación al ministerio apostólico eran escasos. La predicación de Santiago no fue bien recibida, en un principio, por nuestros antepasados. Desalentado, estaba a punto de abandonar la empresa apostólica, cuando el Señor quiso que su Santísima Madre -que aún vivía en carne mortal- se le apareciese junto a las orillas del río Ebro: le llenó de ánimos, asegurándole que sus trabajos no quedarían estériles. Santa María dejó el pilar o columna sobre la que se había aparecido, como signo visible de su presencia.

En este hecho prodigioso vemos reflejada la creencia universal de la Iglesia en la eficaz ayuda de la Virgen a los apóstoles de su Hijo. En el Oficio de lecturas de la Liturgia de las horas de la fiesta de la Virgen del Pilar se lee un párrafo de la obra Mística Ciudad de Dios cuya autora es la venerable sor María de Jesús de Agreda: Todo el cuidado de nuestra gran Madre y Señora, María Santísima, estaba empleado y convertido a los aumentos y dilatación de la santa Iglesia y al consuelo de los apóstoles. Sabía la prudentísima Madre que, de los apóstoles, el primero que derramaría su sangre por Cristo nuestro Señor era Jacobo; y, por esta razón y por lo mucho que la gran Reina le amaba, hizo particular oración por él entre todos los apóstoles.

Los primitivos cristianos levantaron una ermita, en honor de la Virgen María, en el mismo lugar donde se apareció. La pequeña capilla, con el correr de los siglos, se convirtió en una basílica grandiosa, que acoge a infinidad de peregrinos y devotos de María que van a rezar a la Virgen y a venerar su pilar.

Muy por encima de milagros espectaculares, de manifestaciones clamorosas y de organizaciones masivas, la Virgen del Pilar es invocada como refugio de pecadores, consoladora de los afligidos. Su quehacer es, sobre todo, espiritual. Y su basílica en Zaragoza, es un lugar privilegiado de oración, donde sopla con fuerza el Espíritu.

El papa san Juan Pablo II, delante de la venerada imagen de la Virgen del Pilar confiaba a los cuidados de Santa María las necesidades de las familias de España, las alegrías de los niños, la ilusión de los jóvenes, los desvelos de los mayores, el dolor de los enfermos y el sereno atardecer de los ancianos. Le encomendaba la fidelidad y abnegación de los ministros de Jesucristo, la vida y el empeño de cuantos trabajan por el reino de Cristo. Virgen del Pilar aumenta nuestra fe, consolida nuestra esperanza, aviva nuestra caridad. Socorre a los que padecen desgracias, a los sufren soledad, ignorancia, hambre o falta de trabajo. Fortalece a los débiles en la fe. Fomenta en los jóvenes la disponibilidad para una entrega plena a Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s