Día 14 de octubre

14 de octubre

Memoria libre de san Calixto I

San Calixto I, papa y mártir, que siendo diácono, después de un destierro en la isla de Cerdeña, tuvo a su cuidado el cementerio de la vía Apia que lleva su nombre, donde dejó para la posteridad las memorias de mártires. Elegido luego papa, promovió la recta doctrina y reconcilió benignamente a los apóstatas, para terminar su intenso pontificado con la gloria del martirio. En este día se conmemora su sepultura en el cementerio de Calepodio, en la vía Aurelia, en Roma. (c. 222) (Martirologio Romano).

*****

Historia de la Iglesia

Persecución del rey Herodes Agripa contra los cristianos

San Lucas cuenta: Por aquel entonces, el rey Herodes decidió arrestar a algunos miembros de la Iglesia para maltratarlos. Hizo pasar a cuchillo a Santiago, hermano de Juan. Al ver que esto agradaba a los judíos, decidió detener también a Pedro. Eran los días de los Ácimos. Después de prenderlo, lo metió en la cárcel, entregándolo a la custodia de cuatro piquetes de cuatro soldados cada uno; tenía intención de presentarlo al pueblo pasadas las fiestas de Pascua. Mientras Pedro estaba en cárcel bien custodiado, la Iglersia oraba insistentemente a Dios por él (Hch 12, 1-5). En la noche anterior al día en que Herodes iba presentar a Pedro al pueblo, un ángel apareció en el calabozo y rompió las cadenas con las que estaba san Pedro encadenado. A continuación el ángel abrió la puerta de la cárcel, y el apóstol llegó al portón de hierro que daba a la ciudad, que se abrió solo ante el ángel y Pedro. Éste, viendo lo ocurrido se dijo: Ahora sé realmente que el Señor ha enviado su ángel para librarme de las manos de Herodes y de toda la expectación del pueblo de los judíos (Hch 12, 11). Y andando por la calle se dirigió a casa de la madre de Marcos, donde muchos cristianos estaban reunidos en oración.

*****

Una controversia

Las primeras disensiones en la Iglesia fueron motivadas por la obligatoriedad o no de seguir la Ley mosaica por los gentiles que se convertían al cristianismo. Después de estar en Listra, Pablo y Bernabé volvieron a Antioquía de Siria porque allí se había suscitado entre los fieles una grave polémica. Los cristianos procedentes del judaísmo sostenían que los paganos que abrazaban la fe debían quedar sujetos a la Ley de Moisés, y que era necesaria la circuncisión para la salvación; otros opinaban lo contrario. Para terminar con la controversia, Pablo y Bernabé decidieron consultar la cuestión con los otros apóstoles, que a la sazón se encontraban en Jerusalén.

Reunidos en concilio los apóstoles y los presbíteros se trató del asunto, y concluida la discusión, se decretó que no se obligase a los paganos convertidos a que observasen los preceptos de la Ley de Moisés. Al final los apóstoles dijeron, dirigiéndose a todos los fieles: Ha parecido al Espíritu Santo y a nosotros, no imponeros ninguna otra carga más que éstas necesarias: que os abstengáis de las carnes inmoladas a los ídolos, de sangre y de lo ahogado y de la fornicación (Hch 15, 28-29).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s