Día 22 de octubre

22 de octubre

Efemérides

Tal día como hoy del año 1978 comenzaba oficialmente su Pontificado el papa san Juan Pablo II.

Semblanza

Venido de un país lejano

Una juventud marcada por el dolor

Karol Wojtyla había nacido el 18 de mayo de 1920, en Wadowice. Cuando aún no ha cumplido nueve años, el 13 de abril de 1929, sufrió el primer desgarrón de su vida: la muerte de su madre. Cuatro años más tarde, de nuevo la muerte abate a un miembro de su familia: su hermano Edmund murió de escarlatina. El 1 de septiembre de 1939 su patria sufrió la invasión de las tropas del III Reich alemán. Polonia quedó bajo la tiranía nazi. La Segunda Guerra Mundial interrumpió bruscamente los estudios del joven Wojtyla, que se ve obligado a trabajar en las canteras de cal de las industrias químicas Solvay en Borek Falecki. El 18 de febrero de 1941 murió su padre de un ataque de corazón. Con veinte años, Karol Wojtyla se encuentra definitivamente solo, mientras la vida continúa en medio de la desolación y de la guerra. A principios de 1942 decidió hacerse sacerdote. El 1 noviembre de 1946 recibió la ordenación sacerdotal.

Meses después marchó a Roma para ampliar estudios. En la Ciudad Eterna asiste a los cursos de la Facultad de Filosofía del Pontificio Ateneo Angelicum. El 30 de abril de 1948 obtuvo el grado de doctor. Inmediatamente después regresó a Polonia, donde se consagró a su actividad pastoral. Su primer cargo es de vicario coadjutor en Niegowic, en los alrededores de Cracovia; allí permanecerá trece meses. Luego es trasladado, como vicario, a la iglesia de S. Florián, una de las más importantes de Cracovia.

En 1951, con el beneplácito del arzobispo Baziak, Karol Wojtyla decidió hacer un trabajo en la Universidad Jagellónica sobre la aplicación de los valores de Max Scheler a la ética cristiana. Después de dos años de estudio, en los que no dejó de dedicar diariamente un par de horas al confesonario después de celebrar la Misa en Santa María, defendió la tesis titulada: El sistema fenomenológico de Max Scheller, ¿puede ser empleado como instrumento de elaboración de la ética cristiana?

Profesor universitario

En octubre de 1953, Karol Wojtyla fue nombrado profesor de Teología Moral y Ética Social del Seminario Metropolitano de Cracovia. También es admitido en el cuerpo docente universitario de la Facultad de Teología de la Universidad Jagellónica, donde permaneció poco tiempo porque su Departamento fue clausurado por las autoridades comunistas, cuya política se endureció tras la muerte de Stalin. Al año siguiente comenzó a dar clases en la Universidad Católica de Lublín, como profesor de Ética en la Facultad de Filosofía. El rector de esta Universidad, profesor Krapiec, queda tan impresionado de Wojtyla que, dos años después -1956-, le ofreció la dirección del Departamento de Ética. A los 36 años, Karol Wojtyla emprende su tarea de catedrático universitario.

Obispo y Papa

En 1958 Karol Wojtyla fue nombrado obispo titular de Ombi y auxiliar de la Archidiócesis de Cracovia. Tenía 38 años. Como obispo auxiliar se convirtió en la gran ayuda del arzobispo Baziak. Eran los tiempos difíciles de la guerra fría, en los que Polonia está sometida, como otras naciones satélites, por la dictadura soviética. La capacidad de trabajo del obispo auxiliar asombró a todos: cumplió con sus obligaciones episcopales, atendió su cátedra, no descuidó el estudio y aún tuvo tiempo para escribir.

En el aula conciliar del Vaticano II los Padres Conciliares descubrieron a Karol Wojtyla. Destacó el joven obispo polaco por su conocimiento de idiomas. Fue uno de los que hicieron la redacción final de la Constitución Pastoral sobre la Iglesia Gaudium et spes. Durante el Concilio trabajó con Mons. Rafael González Moralejo, que luego sería obispo de Huelva.

El 30 de diciembre de 1963, Pablo VI nombró como nuevo arzobispo de Cracovia a monseñor Wojtyla, y el 18 de enero de 1964 tomó posesión de su sede metropolitana. Y el 29 de mayo de 1967 fue elevado al cardenalato, con el título de San Cesáreo en Palatio.

El día de octubre de 1978 fue elegido Papa. Tomó el nombre de Juan Pablo II. Su pontificado romano ha sido el segundo en duración de toda la historia. Duró veintiséis años y medio. Gobernó la Iglesia con un estilo nuevo, sobresaliendo sus viajes apostólicos a toda la piel del planeta. Es imposible en esta breve semblanza hacer referencia a todos los acontecimientos y efemérides de su pontificado.

14 de junio de 1993

Para conmemorar el Quinto Centenario del Descubrimiento y Evangelización de América, Juan Pablo II visitó la diócesis de Huelva, en una peregrinación mariana. En la capital, antes del mediodía, celebró la Santa Misa delante de la venerada imagen de la Virgen de la Cinta, Patrona de Huelva. Por la tarde, viajó Moguer, Palos de la Frontera y a La Rábida, donde coronó canónicamente a la Virgen de los Milagros; y terminó su peregrinación por tierras onubenses en el Santuario del Rocío, donde oró delante de la Blanca Paloma.

Enfermedad y muerte

En el día 27 de marzo de 2005, Domingo de Resurrección, las miradas de los fieles católicos estaban dirigidas hacia la ventana del Palacio Apostólico Vaticano. Se esperaba ansiosamente su aparición. Desde allí impartiría la bendición Urbi et Orbi. Puntualmente el Papa acudió a la cita, pero su imagen era la de un hombre roto por la enfermedad y el sufrimiento. Quiso pronunciar unas palabras, sin conseguirlo. Impartió la bendición en silencio. Produjo verle en tales condiciones una enorme inquietud.

Tres días después -30 de marzo-, con ocasión de la tradicional audiencia de los miércoles, el Papa volvió a asomarse por su ventana orientada hacia la Plaza de San Pedro para saludar y bendecir a los fieles. Tampoco en esta ocasión pudo articular palabra alguna. Fue su última aparición. Y la inquietud del mundo católico por la salud del Pontífice aumentó. En la noche del 30 de marzo Juan Pablo II sufrió una sensible caída de tensión. Ante el agravamiento de su estado, al Santo Padre se le administró la Unción de Enfermos y recibió el Viático. El viernes, 1 de abril, se confirmaba que las condiciones de salud del Papa eran muy graves, aunque se hacía hincapié en la consciencia, lucidez y serenidad del enfermo. A las 21.37 horas del 2 de abril, después de casi dos días de lenta y serena agonía, marcada -como toda su vida- por la oración, el amor a la Eucaristía y el abandono filial en las manos de Dios, Juan Pablo II cruzó finalmente el umbral de la esperanza, en su tránsito al cielo.

En su entierro hubo la mayor concentración de personalidades de la historia. Todos quisieron estar en el adiós del último papa del siglo XX y rendir homenaje de admiración y cariño a uno de los hombres más grandes de la historia.

El 1 de mayo de 2011, domingo de la Divina Misericordia, fue beatificado en la plaza de San Pedro de Roma por el papa Benedicto XVI. Y canonizado el 27 de abril de 2014 por el papa Francisco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s