Día 15 de noviembre

15 de noviembre

Memoria libre de san Alberto Magno

San Alberto, llamado “Magno”, obispo y doctor de la Iglesia, que ingresó en la Orden de Predicadores en parís, enseñó de palabra y en sus escritos las disciplinas filosóficas y divinas, y fue maestro de santo Tomás de Aquino, uniendo maravillosamente la sabiduría de los santos con las ciencias humanas y naturales. Después se vio obligado a aceptar la sede episcopal de Ratisbona, desde la cual se esforzó asiduamente en fortalecer la paz entre los pueblos, aunque al cabo de un año prefirió la pobreza de la Orden a toda clase de honores y murió santamente en Colonia, en la Lotaringia Germánica, actual Alemania. (1280) (Martirologio Romano).

*****

¿Quién es quién?

Orígenes

Sacerdote. Escritor eclesiástico del siglo III, nacido en Alejandría. Discípulo de Clemente de Alejandría. Es una de las personalidades determinantes para todo el desarrollo del pensamiento cristiano.

El deseo de ser mártir

Durante toda su vida anhelaba el martirio. Cuanto tenía diecisiete años, en el décimo del emperador Septimio Severo, se desató en Alejandría la persecución contra los cristianos. Clemente, su maestro, abandonó la ciudad, y el padre de Orígenes, Leónidas, fue encarcelado. Su hijo anhelaba ardientemente el martirio, pero no pudo realizar este deseo. Entonces escribió a su padre, exhortándolo a no desfallecer en el supremo testimonio de la fe. Y cuando Leónidas fue decapitado, el joven Orígenes sintió el deber de acoger el ejemplo de su vida. Cuarenta años más tarde, mientras predicaba en Cesarea, declaró: De nada me sirve haber tenido un padre mártir si no tengo una buena conducta y no honro la nobleza de mi estirpe, esto, el martirio de mi padre y el testimonio que lo hizo ilustre en Cristo.

*****

Melquisedec

Personaje del Antiguo Testamento. Rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo. En el Nuevo Testamento aparece como un rey sacro cuya santidad y realeza trascienden los órdenes humanos: sin padre, sin madre, sin genealogía, sin principio de días ni fin de vida, se asemejaba en eso al Hijo de Dios que es sacerdote para siempre (Hb 7, 3).

*****

José de Arimatea

Discípulo de Jesús. Después de muerto el Señor, pidió a Poncio Pilato permiso para desclavar cuerpo de Cristo y sepultarlo en el sepulcro nuevo que él se había hecho para ser enterrado a su muerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s