Día 22 de noviembre

22 de noviembre

Memoria obligatoria de santa Cecilia

Memoria de santa Cecilia, virgen y mártir, que, según la tradición, consiguió la doble palma por amor a Jesucristo en el cementerio de Calixto, en la vía Apia de Roma. El título de una iglesia en el Transtíber romano lleva desde antiguo su nombre. (s. inc.) (Martirologio Romano).

*****

Anécdotas

El 17 de agosto de 1740 Próspero Lambertini es elegido papa. El nombre que toma es el de Benedicto XIV. El cónclave para elegir al sucesor de Clemente XII se alargaba mucho. Después de más doscientas cincuenta votaciones el cardenal arzobispo de Bolonia, Próspero Lambertini, se dirigió a los cardenales en broma con las siguientes palabras: Si ustedes quieren un santo, voten por Gotti; si quieren a un político, voten por Aldrovandi; si quieren a un hombre valiente, voten por mí. Y resultó que esas palabras dichas para hacer reír a sus colegas clarificaron las ideas de los electores y decantaron las pasiones. En el escrutinio 265 se dieron cincuenta votos (lo que equivale a la unanimidad) al hombre valiente. En la votación anterior, el cardenal Lambertini no había tenido ningún voto.

*****

Cuando Vicente Joaquín Pecci (futuro León XIII) partió a Roma para realizar sus estudios, su madre Ana Prosperi-Buzi -gran pedagoga como todas las madres- le dio tres alfileres. El primero -le dijo-, ponlo en tu bolsa para no gastar sino lo necesario; el segundo, en tu boca, para no hablar nunca en exceso; el tercero en tu pecho, para cerrar el corazón a toda impureza o deshonor. Aquellos tres imperdibles los conservó el papa León XIII hasta el final de sus días como precioso tesoro. La vida me ha enseñado -decía con frecuencia el Pontífice- el valor de aquellos tres imperdibles, puesto que si es preciso saber abrir a tiempo la bolsa, la boca y el corazón, también hace falta saber cerrarlos a tiempo.

*****

El 4 de marzo de 1876 Eugenio Pacelli (futuro Pío XII) es bautizado en la Iglesia de San Celso y San Julián de Roma. No pudo asistir a la ceremonia por sus muchas ocupaciones en aquella mañana un gran amigo de la familia: monseñor Jacobacci. Más tarde fue al domicilio de los Pacelli para felicitar a los padres. –Te hemos echado de menos -dijo el padre de Eugenio Pacelli al ver llegar al amigo-; pero al fin has llegado.¿Puedo ver al niño?, preguntó monseñor Jacobacci. –, le contestaron. Entonces el ilustre eclesiástico cogió al recién bautizado en sus brazos, miró al padre con mirada profética y dijo con una voz extraña y clara: Dentro de sesenta y tres años justos el pueblo de Roma, en la Plaza de San Pedro y en toda Roma, aclamará ruidosamente a este niño. Y efectivamente así sucedió. El mismo día que Eugenio Pacelli cumplía sesenta y tres años fue elegido romano pontífice con el nombre de Pío XII.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s