Día 6 de diciembre

6 de diciembre

Memoria libre de san Nicolás de Bari

San Nicolás, obispo de Mira, en Licia, actual Turquía, famoso por su santidad y por su intercesión ante el trono de la divina gracia. (s. IV) (Martirologio Romano).

*****

Efemérides

Tal día como hoy del año 327 murió san Nicolás de Bari.

San Nicolás de Bari fue obispo de Mira en Licia. Este es el único dato fidedigno de su vida. Parece ser que nació en Pátara, ciudad también de Licia, en Asia Menor, aproximadamente en el año 270. Le pusieron el nombre de Nicolás por su tío Nicolás, obispo de Mira.

Huérfano siendo aún muy joven, heredó grandes bienes. Con su fortuna hizo muchas obras de caridad, con una generosidad realmente sorprendente, y un desprendimiento heroico.

Nicolás pensó en alejarse del mundo, pero Dios había dispuesto otra cosa. Su tío, el obispo de Mira, conocedor de las virtudes de Nicolás, se dio prisa para ordenarle sacerdote. Cuando el obispo hizo un viaje a Tierra Santa, dejó a su sobrino el gobierno de la diócesis. Poco después murió el Prelado, y Nicolás, temiendo ser elegido para ocupar la sede episcopal vacante, se fue del país, haciendo viaje a Palestina.

Después de visitar los Santos Lugares, decidió pasar el resto de sus días en una cueva y llevar una vida de ermitaño. Pero Dios le dio a conocer que debía volver a Mira. En esta ciudad se retiró a un monasterio para dedicarse, en silencio, a una austera penitencia hasta el fin de su vida.

Habiendo muerto por aquellos días el obispo Juan, sucesor del tío de Nicolás, los electores para designar al nuevo obispo no conseguían ponerse de acuerdo, hasta que uno de ellos dijo que el Señor quería que fuese obispo de Mira el sacerdote que a la mañana siguiente acudiese el primero a la iglesia. Nicolás, sin saber nada, al día siguiente, antes del amanecer, fue a la iglesia, según su costumbre, para hacer oración. Todos quedaron gratamente sorprendidos que el elegido por Dios fuese Nicolás. Éste intentó escapar, pero no lo consiguió, y entre las aclamaciones de todos los fieles fue ordenado obispo. Ya en la sede episcopal cumplió con las obligaciones de buen Pastor, sobresaliendo en la práctica de las virtudes.

Sufrió persecución por parte del emperador Licinio que quiso establecer la idolatría en Mira. Nicolás, menospreciando las amenazas del tirano, se opuso enérgicamente a los deseos imperiales. Y fue desterrado. Cuando Constantino venció a Licinio, Nicolás volvió a su sede.

Asistió al primer Concilio de Nicea. Fue un gran taumaturgo. Entre otros milagros, está la resurrección de tres niños que fueron cruelmente degollados, y cuyos cuerpos habían sido arrojados en una cuba. Por este milagro se le suele representar siempre al lado de los tres pequeños.

Murió el 6 de diciembre del año 327. Dios le había revelado el día y la hora de su muerte. Enterrado en la iglesia del Monasterio de Sión, lugar de su tránsito al Cielo. Cuando los turcos saquearon Licia, en 1037 sus restos fueron trasladados secretamente por unos marineros a Bari (Italia), ciudad en la que nunca estuvo san Nicolás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s