Por lo más seguro

Enrique IV de Francia era hugonote, siendo rey de la Baja Navarra, antes de sentarse en el trono francés. Es célebre su frase: París bien vale una misa. Pero realmente la decisión de hacerse católico fue de la siguiente forma: Enrique, después de pensarlo mucho, reunió un grupo de ministros protestantes y les preguntó si creían que un hombre podría salvarse en la Iglesia Católica Romana. Respondieron que sí. “Entonces, ¿por qué la habéis abandonado vosotros?”, dijo Enrique. Y a continuación añadió: “Los católicos pretenden que no puede haber salvación en vuestra Iglesia; vosotros admitís que podríais salvaron en la de ellos. El sentido común me lleva a tomar el camino más seguro y preferir una religión en la cual con el testimonio de todo el mundo puedo asegurarme una felicidad eterna”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s