Compendio de Historia Sagrada. Curso 2016-17. Clases de Religión. Lección preliminar. Generalidades

Lección preliminar

Generalidades

¿Qué es la Historia Sagrada? En primer lugar hay que decir que Historia es la narración verídica y ordenada de los acontecimientos pasados y dignos de memoria, sean públicos o privados. Dicho esto, Historia Sagrada, tomada en su acepción más amplia, es la narración de los acontecimientos que prepararon, acompañaron y siguieron la venida de Nuestro Señor Jesucristo. Comprende, pues, la Historia del pueblo de Dios, la vida de Jesucristo y la Historia de la Iglesia.

En un sentido más estricto y concreto, se entiende por Historia Sagrada la narración de los hechos relatados en la Biblia.

En la Historia Sagrada se distinguen dos edades. En la primera, Dios va preparando el gran misterio de la redención del género humano; en la segunda, lo realiza por medio de su Hijo, Jesucristo.

¿Qué es la Biblia? La palabra Biblia procede del griego, y significa: libros. La Biblia es el conjunto de los Libros Sagrados, que son setenta y tres. Se llaman Libros Sagrados porque han sido escritos bajo la inspiración del Espíritu Santo. Por tanto, tiene a Dios como autor principal. La Biblia contiene doctrinas sublimes, a veces difíciles de entender y de interpretar. Por eso Dios ha confiado a la Iglesia la misión de explicar y comentar estos Libros Sagrados. La Iglesia está asistida por el Espíritu Santo para esta misión. También es conocida la Biblia como la Sagrada Escritura.

¿Y qué es la Historia de la Salvación? Es la historia de los acontecimientos ocurridos en las relaciones de Dios con el hombre. Unos hechos muy concretos, que por la voluntad salvífica de Dios y por la respuesta libre del hombre han acontecido del modo que narra la Sagrada Escritura. Habiendo pecado Adán, que trajo consigo la ruina del hombre, Dios infinitamente sabio y misericordioso, quiso llevar a cabo la redención del mundo, y al llegar la plenitud de los tiempos, envió a su Hijo, nacido de mujer para que recibiésemos la adopción de hijos. El cual, por nosotros los hombres y por nuestra salvación, descendió de los cielos y por obra del Espíritu Santo se encarnó de la Virgen María.

¿Cuáles son las partes de la Biblia? La Biblia se divide en dos partes: el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento.

El Antiguo Testamento es la parte de la Biblia que cuenta los hechos sucedidos antes de la venida de Jesús al mundo. En ella se cuenta cómo Dios fue preparando la venida del Salvador. Y el Nuevo Testamento es la parte de la Biblia que contiene los libros escritos después de la venida de Jesús al mundo. En el Nuevo Testamento se cuenta lo que dijo e hizo Jesús para salvación de los hombres.

¿Cuántos y cuáles son los libros del Antiguo Testamento? Son cuarenta y seis, y se clasifican en históricos, sapienciales y proféticos.

Los libros históricos contiene lo relativo a la Historia del pueblo de Dios, y son: el Génesis, u origen del mundo; el Éxodo, o salida de los israelitas de Egipto; el Levítico, o libro del culto divino; los Números, o empadronamiento del pueblo de Dios; el Deuteronomio, o nueva explicación de la Ley. Estos cinco libros forman el Pentateuco. Después están los libros de Josué, de los Jueces y de Rut. Otros libros son: I Samuel, II Samuel, I Reyes, II Reyes, I Crónicas, II Crónicas (estos dos últimos también se llaman los Paralipómenos o de las cosas omitidas), Esdras, Nehemías, Tobías, Judit y Ester. Y los dos últimos libros históricos son: I Macabeos y II Macabeos.

Los libros sapienciales, también llamados morales o didácticos. Una parte de estos libros se caracterizan por presentar máximas santas y edificantes. Los libros sapienciales son los siguientes: Job, los Salmos, los Proverbios, el Cantar de los Cantares, Eclesiastés (también conocido como Qohélet), la Sabiduría y el Eclesiástico (llamado también Sirácida).

Los libros proféticos contienen los escritos de los profetas, y son: Isaías, Jeremías, Baruc, las Lamentaciones cuyo autor es Jeremías, Ezequiel, Daniel, Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahum, Habacuc, Sofonías, Ageo, Zacarías y Malaquías.

¿Cuántos y cuáles son los libros del Nuevo Testamento? Son veintisiete. Todos escritos con posterioridad al nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo. Se dividen en históricos, epistolares y uno solo profético.

Son libros históricos: los cuatro Evangelios (san Mateo, san Marcos, san Lucas y san Juan); y los Hechos de los Apóstoles, escrito por san Lucas. Los cuatro Evangelios narran de forma sucinta la vida, milagros y enseñanzas de Jesucristo. En los Hechos de los Apóstoles hay una breve recopilación de lo que los Apóstoles hicieron, sobre todo san Pedro y san Pablo, para difundir la doctrina de Cristo por todo el mundo.

Los libros epistolares, son cartas (epístolas) escritas a diferentes comunidades cristianas por algunos apóstoles (san Pablo, san Pedro, Santiago el Menor, san Judas Tadeo y san Juan). Estos libros epistolares se dividen: epístolas paulinas, escritas por san Pablo, y que son: Epístola a los Romanos, Epístola 1ª a los Corintios, Epístola 2ª a los Corintios, Epístola a los Colosenses, Epístola a los Efesios, Epístola a los Gálatas, Epístola 1ª a los Tesalonicenses, Epístola 2ª a los Tesalonicenses, Epístola a los Filipenses, Epístola a Filemón, Epístola 1ª a Timoteo, Epístola 2ª a Timoteo y Epístola a Tito; y epístolas católicas, que son: Epístola 1ª de san Pedro, Epístola 2ª de san Pedro, Epístola 1ª de san Juan, Epístola 2ª de san Juan, Epístola 3ª de san Juan, Epístola de Santiago, Epístola de san Judas. Y por último está la Epístola a los Hebreos, de autor desconocido, aunque en muchos sitios figura como una epístola paulina.

Y el único libro profético es el Apocalipsis, escrito por san Juan.

¿En cuántos períodos se divide el Antiguo Testamento? El Antiguo Testamento abarca desde la creación del hombre hasta el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo, y se divide en dos grandes períodos: 1º Desde Adán hasta la vocación de Abrahán; 2º desde Abrahán hasta Jesucristo.

El primer período está narrado en los once primeros capítulos del Génesis. En estos capítulos Dios revela propiamente verdades de orden religioso, empleando el autor sagrado un lenguaje simbólico común en la antigüedad. Esto hace que esas verdades aparezcan en el relato bíblico revestidas de imágenes literarias o antiguas tradiciones. Estos primeros capítulos enseñan lo concerniente a los orígenes del mundo y del hombre, dando al mismo tiempo explicación de la realidad presente. Tal explicación supone la fe en el Dios único que se ha revelado en la historia, y no procede de intuiciones religiosas subyacentes en los mitos de los pueblos vecinos a Israel. Aunque en ocasiones se encuentren en el texto rastros del lenguaje de aquellos mitos, tal lenguaje, por la acción de la inspiración divina, ha sido despojado de su talante politeísta y mágico, e impregnado de la fe en el Dios único: con él se expresan verdades fundamentales sobre el mundo y sobre el hombre que tienen evidentemente una connotación histórica: la creación del mundo y del hombre por Dios, la dignidad de la persona humana, y la existencia del mal debida al pecado.

El segundo período del Antiguo Testamento abarca cinco épocas:

1ª Desde la vocación de Abrahán hasta Moisés, o Época de los Patriarcas. Esta época se sitúa a partir siglo XVIII antes de Cristo, cuando parece que tuvo lugar la llegada de Abrahán a Canaán. En ella se desarrolla la Historia de los Patriarcas (Abrahán, Isaac, Jacob y José) y el establecimiento de los hebreos en Egipto. No se ha podido precisar con exactitud el tiempo de la bajada de los hijos de Jacob a Egipto. Acaba con el nacimiento de Moisés, que ocurrió probablemente en la segunda mitad del siglo XIV antes de Cristo.

2ª Desde el nacimiento de Moisés hasta la muerte de Josué, o Época del Éxodo. Esta época abarca desde la segunda mitad del siglo XIV al siglo XIII antes de Cristo. Comprende la historia de las plagas de Egipto, el éxodo o salida de Egipto, la peregrinación del pueblo judío por el desierto, durante la cual Dios dio a los israelitas las Tablas de la Ley, y el establecimiento de los hebreos en la Tierra Prometida.

3ª Desde la muerte de Josué hasta el establecimiento de la Monarquía, o Época de los Jueces. Esta época va desde finales del siglo XIII al siglo X antes de Cristo. Se narra la historia de los Jueces, entre los cuales sobresalieron Gedeón, Jefté, Sansón, Helí y Samuel.

4ª Desde Saúl hasta la cautividad de Babilonia, o sea, la Época de los Reyes. Esta época va del año 1040 antes de Cristo hasta el 583 antes de Cristo. Se puede resumir en los reinados de Saúl, David y Salomón; el cisma de las diez tribus, la historia de los dos reinos (el de Israel y el de Judá), y, como complemento a la historia del reino de Israel, la historia de Tobías.

5ª Desde la cautividad de Babilonia hasta el nacimiento de Jesucristo, o Época de la dominación extranjera. Esta época va desde el año 583 antes de Cristo hasta el año 1 de la era cristiana. Durante este tiempo los judíos pasaron sucesivamente bajo la dominación de babilonios, persas, griegos, egipcios, sirios y romanos.

¿En cuántos períodos se divide el Nuevo Testamento? El Nuevo Testamento es el de la Nueva y definitiva Alianza. Pero, ¿qué es esta Alianza? Por Alianza se entiende el convenio o pacto que se contrae entre dos partes y se ratifica por un rito cultual. En el Antiguo Testamento, Dios hizo un pacto con Noé y Abrahán, que luego renovó solemnemente con Moisés en el monte Sinaí. Este pacto es la Antigua Alianza, que estableció una relación de Dios con los hombres, que comprende promesas divinas (a Noé, a Abrahán, etc.) y exigencias (al pueblo de Israel en el Sinaí…). La Nueva y definitiva Alianza, sellada por Jesucristo con su muerte en la Cruz, es la mediación que establece Cristo entre Dios y el género humano, dando cumplimiento y llevando a su perfección la Antigua Alianza.

La Nueva Alianza es definitiva, es decir, que ya no habrá otra Alianza entre Dios y los hombres, sino que se mantendrá la que fue sellada por Nuestro Señor Jesucristo. El tiempo de la Nueva Alianza puede dividirse en dos partes: 1ª La Vida de Jesucristo; y 2ª Desde la Ascensión de Jesucristo a los cielos hasta nuestros días, pero que se irá prolongando hasta el final de los tiempos. Esta segunda parte recibe el nombre de Historia de la Iglesia.

En la primera parte se distinguen dos períodos:

Vida privada de Jesucristo, cuyos principales acontecimientos son: la Encarnación del Hijo de Dios, su nacimiento, su huida a Egipto, su permanencia en Nazaret (llamada vida oculta del Señor) y su bautismo por san Juan Bautista.

Vida pública y Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo. Durante este tiempo Jesucristo predica la Buena Nueva o Evangelio, confirmando su doctrina con numerosos milagros. Sufre atroces padecimientos en su Pasión y muere de forma afrentosa en una cruz. Otros hechos sobresalientes son: la Institución de la Sagrada Eucaristía, la Resurrección de Jesucristo, las apariciones del Resucitado a los Apóstoles y discípulos durante cuarenta días, y, por último, su gloriosa Ascensión al Cielo.

¿En cuántos períodos se suele dividir la Historia de la Iglesia? Esto depende de los distintos historiadores, pero puede reducirse en cuatro períodos generales:

Desde la Ascensión de Jesucristo hasta el edicto de Milán, o paz Constantiniana. Este período va desde el final del primer tercio del siglo I de era cristiana hasta el año 313. Durante este tiempo la Iglesia se va extendiendo por el mundo conocido entonces, principalmente por todo el imperio romano. Los cristianos se ven cruelmente perseguidos, afrontando tremendos tormentos por amor a Jesucristo, dando así testimonio de su fe.

Desde el edicto de Milán hasta la Reforma Protestante. Este período va desde el año 313 hasta el año 1517. Los hechos predominantes de este tiempo son: las herejías de Arrio, de Macedonio, de Nestorio, etc.; la predicación y los escritos de los Padres de la Iglesia (los Santos Padres) en defensa de la fe católica; el desarrollo de las Órdenes religiosas durante la Edad Media; la aparición y extensión del Islamismo; los cismas de Oriente (separación del Patriarcado de Constantinopla y de otras iglesias orientales de la Sede de Roma) y de Occidente (primeramente, la doble obediencia al papa de Roma y al del Aviñón; y después, la triple obediencia, con los papas de Roma, Aviñón y Pisa); y el Renacimiento.

Desde la Reforma Protestante hasta el Concilio Vaticano II. Este período va desde el año 1517 hasta el año 1962. Los principales acontecimientos de este período son: la rebelión de Lutero con la consiguiente Reforma Protestante; la Contrarreforma Católica; el Concilio de Trento; la Evangelización de América; las ideas imperantes en el siglo de las luces (siglo XVIII) y en los siglos XIX y XX; y el desarrollo de las misiones católicas.

Desde el Concilio Vaticano II hasta nuestros días. Este período va desde el año 1962 hasta la actualidad. Sobresale en este período el pontificado de san Juan Pablo II; la puesta al día del Derecho de la Iglesia; la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica; los Sínodos de Obispos celebrados; y diversos documentos magisteriales de los Papas.

¿Qué es la Cronología? La historia es cronológica. Por Cronología se entiende la ciencia que tiene por objeto clasificar los hechos según el orden en que se han verificado y dar a conocer las fechas respectivas. Por era se entiende una fecha o tiempo fijo, desde el cual un pueblo comienza a contar los años. La era cristiana, llamada también era vulgar o de la Encarnación, comienza con el nacimiento de Jesucristo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s