Compendio de Historia Sagrada. Curso 2016-17. Clases de Religión. Lección primera. Creación del hombre

Lección primera

Creación del hombre

¿Cuál es el origen del mundo? Dios es el Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. El mundo no es eterno. Antes de la creación no existía. La temporalidad del universo es un dato revelado, pero no directamente deducible de la creación. Dios, con su omnipotencia, creó el mundo, sacó de la nada la materia y todos los seres del universo. Crear es hacer que exista algo que antes no existía, sacándolo de la nada. Tal acción sobrepasa el poder de la naturaleza; de ahí que se atribuya sólo a Dios. Dios es creador y sólo Él tiene poder para crear.

La creación es el acto por el cual Dios da la existencia a todo lo que existe fuera de Él. Dios ha producido todo sin tener una materia preexistente. La creación es manifestación de la bondad y de la libre iniciativa de Dios.

¿Es importante saber que el mundo ha sido creado? La catequesis sobre la Creación reviste una importancia capital. Se refiere a los fundamentos mismos de la vida humana y cristiana: explicita la respuesta de la fe cristiana a la pregunta básica que los hombres de todos los tiempos se han formulado: “¿De dónde venimos?” “¿A dónde vamos?” “¿Cuál es nuestro origen?” “¿Cuál es nuestro fin?” “¿De dónde viene y a dónde va todo lo que existe?” Las dos cuestiones, la del origen y la del fin, son inseparables. Son decisivas para el sentido y la orientación de nuestra vida y nuestro obrar (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 282).

¿Dónde está narrada la creación del mundo? En el Génesis, que es el primer libro de la Biblia. En el principio, creó Dios los cielos y la tierra (Gn 1, 1). Con estas palabras comienza la narración de la creación del universo, y en ellas se afirman tres cosas: a) Dios eterno ha dado principio a todo lo que existe fuera de Él. b) Sólo Él es creador. c) La totalidad de lo que existe depende de Aquél que le da el ser.

¿Cómo está relatada la creación? La Sagrada Escritura describe la creación empleando un esquema literario del relato, y dice que Dios empleó seis días en realizar su obra creadora. Con los seis días se quiere indicar el orden con el que Dios llevó a cabo su obra, y que existe un ritmo de trabajo y de descanso.

El día primero, dijo Dios: Haya luz (Gn 1, 3); y hubo luz. Después separó la luz de las tinieblas: a la luz le dio el nombre de día, y a las tinieblas, el de noche.

El segundo día fue creado el firmamento, que llamó cielo.

Al tercer día reunió las aguas que cubrían la superficie de la Tierra y formó con ellas el mar, después apareció el suelo árido al que llamó tierra. Al mandato de Dios se cubrió la tierra de plantas y árboles de toda especie.

El cuarto día hizo Dios los astros que brillan en el firmamento, entre ellos el sol que con su inmensa luz alumbra al mundo durante el día; y la luna para que alumbrara a la tierra durante la noche.

El quinto día fueron creados los monstruos marinos, los reptiles acuáticos y las aves, a los que luego bendijo, diciendo: Creced y multiplicaos y llenad las aguas del mar, y multiplíquense las aves sobre la tierra (Gn 1, 22).

El sexto día dijo Dios: Produzca la tierra animales vivos de toda especie (Gn 1, 24), y aparecieron en la tierra muchos animales de distintas formas. Y por último, también el sexto día, Dios creó al hombre.

¿Salió el mundo bueno de las manos de Dios? El autor sagrado, al terminar la narración de lo que Dios ha creado cada día, dice: Y vio Dios que era bueno (Gn 1, 19). Estas palabras que son como un estribillo nos hablan de la bondad de la creación. Las obras de Dios son siempre buenas. Por tanto, el mundo salió bueno de las manos de Dios.

¿Cómo creó Dios al hombre? El sexto día se dijo entonces Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza, para que domine sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, y sobre toda la tierra y cuantos animales se mueven sobre ella (Gn 1, 26). Y formó el cuerpo del hombre de barro de la tierra, e inspiró en su rostro un soplo de vida, es decir, le dio un alma inmortal y racional. A su imagen Dios creó al hombre, dotado de inteligencia y voluntad.

Al acabar el sexto día vio Dios ser muy bueno cuanto había hecho. El hombre es la obra maestra de la creación visible. El Catecismo de la Iglesia Católica dice: Dios creó al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó, hombre y mujer los creó (Gn 1, 27). El hombre ocupa un lugar único en la creación: “está hecho a imagen de Dios”, en su propia naturaleza une el mundo espiritual y el mundo material; es creado “hombre y mujer”; Dios lo estableció en la amistad con Él (n. 355).

Después de haber creado todos los animales de la tierra y todas las aves del cielo, Dios los puso ante Adán, para que viese cómo había de llamarlos, y Adán dio a cada uno de ellos un nombre, que designaba su naturaleza y sus propiedades.

¿Cómo fue la formación de la primera mujer? El hombre que había puesto nombre a todos los animales, no encontró en ellos una ayuda apropiada para él. Entonces dijo el Señor Dios: No es bueno que el hombre esté solo; voy a hacerle una ayuda adecuada para él (Gn 2, 18), e infundió un profundo sueño a Adán, quedando éste dormido. Durante el sueño, Dios tomó una de sus costillas, y de ella formó la primera mujer y se la presentó al hombre. Éste, al despertar, dijo: Ésta si es hueso de mis huesos y carne de mi carne (Gn 2, 23). Enseguida Dios se la entregó a Adán por compañera. Adán la llamó Eva, por ser madre de todos los vivientes.

¿Tienen la misma dignidad el hombre y la mujer? En el hombre y en la mujer hay igualdad y diferencia queridas por Dios. El hombre y la mujer son creados, es decir, son queridos por Dios: por una parte, en una perfecta igualdad en tanto personas humanas, y por otra, en su ser respectivo de hombre y de mujer. “Ser hombre”, “ser mujer” es una realidad buena y querida por Dios: el hombre y la mujer tienen una dignidad que nunca se pierde, que viene inmediatamente de Dios su creador. El hombre y la mujer son, con la misma dignidad, “imagen de Dios”. En su “ser-hombre” y su “ser-mujer” reflejan la sabiduría y la bondad del Creador (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 369).

¿Qué quiere decir que el hombre ha sido creado “a imagen” de Dios? A diferencia de los seres inanimados, de las plantas y de los animales, el hombre es una persona dotada de espíritu. El hombre ocupa un lugar único en la creación, como se ha dicho ya. En su propia naturaleza une el mundo espiritual y el mundo material Esta característica lo vincula más a Dios que a las demás criaturas visibles.

El hombre no es algo, sino alguien. Al igual que decimos que Dios es persona, también lo decimos del hombre. Un hombre puede pensar más allá de su horizonte inmediato y evaluar toda la amplitud del ser; puede incluso conocerse a sí mismo con una distancia crítica y trabajar en sí mismo; puede percibir a otros como personas, captar su dignidad y amarlos. Entre todas las criaturas visibles, sólo el hombre es capaz de conocer y amar a su Creador. El hombre está destinado a vivir en amistad con Dios.

¿Para qué ha creado Dios al hombre? Dios ha creado al hombre para que sea eternamente feliz. El hombre es la única criatura en la tierra a la que Dios ha amado por sí misma; sólo él está llamado a participar, por el conocimiento y el amor, en la vida de Dios. Para este fin ha sido creado y ésta es la razón fundamental de su dignidad. Este fin lo alcanza el hombre conociendo a Dios, amándole, sirviéndole y viviendo con agradecimiento a su Creador.

¿Y el séptimo día? Después de haber creado al hombre, quedó concluida la creación. Dios descansó en el día séptimo de toda la obra que había hecho. Y bendijo Dios el día séptimo y lo santificó, porque ese día descansó Dios de toda la obra que había realizado en la creación (Gn 2, 2-3). Este día era el sábado, palabra que significa descanso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s