Martín Lutero (II)


Martín Lutero

Una vida tormentosa

(II)

Magdeburgo

En la primavera de 1497, aunque sólo fuera por un año, fue a Magdeburgo, frecuentando la escuela de los Hermanos de la vida común. Estaba ya en el decimocuarto de su existencia y había dejado de ser un niño, pero los trece años vividos en Mansfeld han sido fundamentales para su educación moral y religiosa. Tal vez aquella primera formación llevase la marca de la ley, del precepto y del temor más que de la confianza y del amor.

Durante su estancia en Magdeburgo asistió en la escuela catedralicia a lagunas “Collationes” o conferencias espirituales, como estudiante. Por Pascua de Resurrección del 1498, Martín Lutero, por decisión de su padre, partió para Eisenach, para realizar estudios preuniversitarios.

Acudió a la Georgenschule, la escuela dotada de algunos excelentes pedagogos, donde Martín cursó tres años de estudios humanísticos. Fueron años en los que sufrió privaciones y penurias, viéndose en la necesidad de mendigar -lo cual no era extraño entre los escolares-, hasta que las familias de los Schalbe y Cotta levrecibieron en su casa como un hijo. Tanto los Schalbe como los Cotta se distinguían entre todos los de la ciudad por su arraigada religiosidad y por su piedad hondamente tradicional. En aquel ambiente, el joven Lutero recibió una esmerada educación moral y religiosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s