Martín Lutero (IX)

Martín Lutero

Una vida tormentosa

(IX)

Dieta de Augsburgo

Al año siguiente, la Dieta fue convocada en la ciudad de Augsburgo, en la que Lutero no tomó parte por estar desterrado y recluido en la fortaleza de Coburgo, pues seguía pesando sobre su cabeza la proscripción del edicto de Worms. En su nuevo retiro su salud sufrió un serio quebranto: a finales de abril , por un absceso o apostema que se le abrió en la pierna; en mayo, porque le sobrevinieron otros dolores más fastidiosos, que le obligaron a interrumpir la traducción que estaba haciendo de los libros proféticos de la Biblia. En junio y julio mejora algo. Desde su refugio de Coburgo no dejó de escribir a sus partidarios presentes en la Dieta de Augsburgo animándoles a confesar valientemente su fe, a no ceder nada, a no dejarse engañar por el adversario. Se puede afirmar que, aún ausente de la Dieta, se hallaba presente en espíritu y actuaba más eficazmente que nadie. En la Dieta, los luteranos entregaron al Emperador los artículos de su confesión religiosa, llamada la “Confesión de Augsburgo”. La refutación católica oficial fue leída el día 3 de agosto. A fin de evitar toda apariencia polémica, los teólogos católicos la llamaron simplemente Responsio, que el propio Carlos V la hace suya, como expresión auténtica de la fe católica. Al final, la Dieta promulgó -19 de septiembre de 1530- el decreto conclusivo de la misma -el Receso-, con todas las disposiciones allí tomadas, que se convertían en ley del Imperio. En el Receso entre otras cosas se establecía el mantenimiento de la religión antigua con sus ritos vigentes en la Iglesia católica desde hace siglos.

Los años 1530-1534 fueron especialmente dolorosos para Lutero, por su quebrantada salud y por la muerte de sus padres. Ya antes, en 1528, la muerte había penetrado en su hogar para arrebatarle de la cuna a su hijita Isabel. Estando en Coburgo recibió la noticia de la muerte de su padre. Y al año justo murió su madre Margarita. Mas la muerte también le trajo por estos días motivos de exultación por la desaparición de varios adversarios.

En 1531 Lutero para reponerse de su salud se retiró a Pretsch, a orillas del Elba. En enero de 1532 sufrió un fuerte ataque, que hacía presentir la muerte. En octubre de este año tuvo lugar ña trágica desaparición de Zwinglio, que a decir verdad, más que dolerle, le alegró, viendo en ello la mano justiciera de Dios.Y un mes después moría Ecolampadio, el auxiliar más importante de Zwinglio. Meses antes, el 16 de agosto, había muerto el elector Juan de Sajonia, la más firme y poderosa columna del luteranismo en el Imperio. A este príncipe se debía en gran parte la organización pastoral y administrativa de la Iglesia luterana. Antes de su muerte hizo donación a Lutero, a su mujer y descendientes, del antiguo monasterio agustino, donde el Reformador había vivido como fraile y ahora vivía como padre de familia.

En 1531 fue creada la Liga de Esmalcalda por los príncipes luteranos, para defenderse de la Corte de justicia imperial en caso de que alguno de ellos fuera perseguido por no obedecer las conclusiones de la Dieta de Augsburgo. Esta fuerza armada llegó a ser entre 1534 y 1541 la mayor fuerza antiimperial dentro de Alemania. Fue militarmente vencida en 1547 por Carlos V. No cabe duda de que Lutero dio su aprobación a los confederados de Esmalcalda no sin titubeos al principio, pero después con decisión y entusiasmo.

Los años 1534-1540 son para Lutero de intensa actividad literaria. Reside en Wittenberg, atendiendo sus deberes de profesor en la Universidad, de predicador, de escritor y de padre de familia. En 1534 tuvo la satisfacción de ver terminada la Biblia completa, traducida por él al alemán, que tuvo gran éxito en todos los países germánicos, y que fue la única norma de fe para los luteranos. En 1535 edita un nuevo comentario a la epístola a los Gálatas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s