Compendio de Historia Sagrada. Curso 2016-17. Clases de Religión. Lección decimocuarta. Salida de Egipto

Lección decimocuarta

Salida de Egipto

¿Cuál fue la reacción del faraón después de la décima plaga? El rey de Egipto, vencido por tantas desgracias, dejó marchar a los hebreos. Entonces los israelitas salieron de Gosén y se dirigieron hacia el mar Rojo, con Moisés a la cabeza. Esto ocurría en el siglo XIII antes de Cristo.

¿Tomaron los hebreos el camino más corto para llegar a la tierra prometida? No. Dios no los guió por el camino de la tierra de los filisteos, aunque es el más corto, pues dijo: “No sea que al verse atacado, el pueblo se arrepienta y se vuelva a Egipto”. Dios hizo que el pueblo diese un rodeo por el desierto hacia el mar Rojo (Ex 13, 17-18).

¿Cómo guió Dios a su pueblo? El Señor caminaba delante de los israelitas: de día en una columna de nube, para guiarlos por el camino; y de noche, en una columna de fuego, para alumbrarlos; para que pudieran caminar día y noche. No se apartaba de delante del pueblo ni la columna de nube, de día, ni la columna de fuego, de noche (Ex 13, 21-22).

¿Se arrepintió el faraón de dejar marchar a los hebreos? Sí. El faraón se arrepintió de haber dejado salir a los israelitas y decidió perseguirlos con su ejército. Los egipcios se acercaron a los hebreos cuando éstos estaban en la orilla del mar Rojo. Los hijos de Israel alzaron la vista y vieron a los egipcios que avanzaban detrás de ellos, quedaron sobrecogidos de miedo y gritaron al Señor. Dijeron a Moisés: “¿No había sepulcros en Egipto para que nos haya traído a morir en el desierto?; ¿qué nos has hecho sacándonos de Egipto? ¿No te decíamos en Egipto: ‘Déjanos en paz y serviremos a los egipcios, pues más nos vale servir a los egipcios que morir en el desierto?’” (Ex 14, 10-12).

¿Cómo se libró Israel de los egipcios? Moisés tranquilizó a su pueblo, diciendo: No temáis; estad firmes y veréis la victoria que el Señor os va a conceder hoy; esos egipcios que estáis viendo hoy, no los volveréis a ver jamás. El Señor peleará por vosotros; vosotros esperad tranquilos (Ex 14, 13-14).

Dios ordenó a Moisés que extendiese su brazo hacia el mar. Obedeció Moisés y vino un viento impetuoso que dividió las aguas quedando contenidas a derecha e izquierda como por diques y murallas permitiendo que los hebreos pasasen a pie enjuto por medio de ellas. Los egipcios los persiguieron y entraron tras ellos, en medio del mar: todos los caballos del faraón, sus carros y sus jinetes. Era la vigilia matutina cuando el Señor miró desde la columna de fuego y humo hacia el ejército de los egipcios y sembró el pánico en el ejército egipcio. Trabó las ruedas de sus carros, haciéndolos avanzar pesadamente. Los egipcios dijeron: “Huyamos ante Israel, porque el Señor lucha por él contra Egipto”. Luego dijo el Señor a Moisés: “Extiende tu mano sobre el mar, y vuelvan las aguas sobre los egipcios, sus carros y sus jinetes”. Extendió Moisés su mano sobre el mar; y al despuntar el día el mar recobró su estado natural, de modo que los egipcios, en su huída, toparon con las aguas. Así precipitó el Señor a los egipcios en medio del mar. Las aguas volvieron y cubrieron los carros, los jinetes y todo el ejército del faraón, que había entrado en el mar. Ni uno solo se salvó. Mas los hijos de Israel pasaron en seco por medio del mar, mientras las aguas hacían de muralla a derecha e izquierda. Aquel día salvó el Señor a Israel del poder de Egipto, e Israel vio a los egipcios muertos, en la orilla del mar (Ex 14, 23-30).

¿Fueron agradecidos los israelitas a Dios por haber sido salvados? En vista de tan estupendo milagro, los israelitas ensalzaron la omnipotencia de Dios, y Moisés compuso, en nombre del pueblo, un sublime cántico en acción de gracias.

¿Cuántos años pasaron los israelitas en el desierto? Después del milagroso paso del mar Rojo, entró el pueblo de Israel en el desierto de Sur. Y durante cuarenta años estuvieron los hebreos errantes por el desierto antes de establecerse en la Tierra prometida.

Durante todo este tiempo, Dios no dejó de multiplicar los prodigios a favor de los hebreos en su larga peregrinación por el desierto. Así tenemos que cuando llevaban tres días sin encontrar agua, llegaron a Mará; pero no pudieron beber el agua de Mará porque eran aguas amargas. Entonces Dios mostró a Moisés un trozo de madera; y éste lo arrojó al agua y el agua se volvió dulce; y todo el pueblo pudo beber.

¿Cómo se alimentaron los israelitas por el desierto? Después de haber caminado un mes y medio por el desierto, faltaron los víveres. Entonces los hijos del Israel murmuraron contra Moisés y contra Aarón, diciéndoles: ¿Quién nos hubiera dado morir a manos del Señor en el país de Egipto, cuando nos sentábamos junto a la olla de carne y comíamos pan hasta saciarnos? Porque vosotros nos habéis sacado a este desierto para matar de hambre a toda esta asamblea (Ex 16, 3). Ante estas quejas del pueblo, el Señor hizo que al despuntar de cada día se cubriese la tierra de una especie de rocío helado, cuyos granos tenían el gusto de flor de harina con miel. Era el maná, alimento milagroso que caía del cielo todas las madrugadas, a fin de que cada cual tomase lo necesario para el día; y no faltó aquel alimento a los hebreos hasta que llegaron a la tierra de promisión.

¿De qué es figura el maná? El maná, caído del cielo, alimentó a los israelitas durante la larga travesía por el desierto hasta la Tierra prometida, y es figura de la Eucaristía, que alimenta espiritualmente a los cristianos en su caminar por esta vida hasta la patria celestial.

¿Solamente comieron el maná? No. Dios hizo que una bandada de codornices cubriera todo el campamento, y de esta forma los hebreos también comieran carne. Maná por la mañana, y carne por la tarde.

¿Y el agua…? En algunos lugares en los que acamparon los israelitas no había agua. Así, después que partieran del desierto de Sin, llegaron a Refidim, donde el pueblo no halló para beber. Y de nuevo se quejó a Moisés diciendo: Danos agua para beber. (…) ¿Por qué nos has sacado de Egipto para dejarnos morir de sed, a nosotros, a nuestros hijos y a nuestros ganados? (Ex 17, 2-3). Moisés clamó al Señor diciendo: “¿Qué puedo hacer con este pueblo? Casi llegan a apedrearme”. Respondió el Señor a Moisés: “Pasa delante del pueblo acompañado de algunos ancianos de Israel, lleva en tu mano el bastón con que golpeaste el Nilo y emprende la marcha. Yo estaré junto a ti sobre la roca en el Horeb; golpearás la roca y saldrá agua para que beba el pueblo”. Lo hizo así Moisés a la vista de los ancianos de Israel. Y llamó a aquel lugar Masá y Meribá por la querella de los hijos de Israel y por haber tentado al Señor diciendo: “¿Está el Señor entre nosotros, o no?” (Ex 17, 4-7).

¿Transcurrió pacíficamente la travesía de los hebreos por el desierto? No siempre. Estando acampados los israelitas en Refidim fueron atacados por los amalecitas. Estos era un pueblo antiguo, que estaba diseminado por el norte de la península del Sinaí, el Negueb, Seír y el sur de Canaán, y controlaba las rutas de caravanas entre Arabia y Egipto. En la Biblia aparece como enemigo perenne de Israel.

Ante este ataque, Moisés encargó a Josué que eligiera a unos hombres y saliera a combatir a los amalecitas. Obedeció Josué y combatió contra Amalec. Mientras tanto, Moisés, Aarón y Jur subieron a la cima del monte para rogar a Dios por su pueblo. Resultó que cuando Moisés alzaba las manos, vencía Israel, pero cuando las dejaba caer, vencía Amalec. Como se le cansaban las manos a Moisés, acercaron una piedra, se la pusieron debajo y se sentó sobre ella, en tanto que Aarón y Jur le sujetaban las manos, cada uno por un lado. Y así sus manos se mantuvieron en alto hasta la puesta del sol. Josué derrotó a Amalec y a su pueblo a filo de espada (Ex 17, 11-13).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s