Persecución

Jesús había terminado de hablar del peligro de las riquezas, de lo difícil que era que un rico entrara en el reino de los cielos. Y Pedro le hace esta pregunta: “Nosotros lo hemos dejado y todo y te hemos seguido. ¿Qué nos va a tocar?” Jesús es generoso y comienza a decir a Pedro: “Os aseguro que quien deje casa, o hermanos o hermanas, o padre o madre, hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, recibirá ahora, en este tiempo, cien veces más…” Quizá pensaba Pedro: “Ésta es un bella actividad comercial, ir detrás de Jesús nos hace ganar mucho, cien veces más”. Pero Jesús añade estas tres palabritas: “Junto con persecuciones”. Y, después, la vida eterna. Viene a decirle: “Sí, vosotros lo habéis dejado todo y recibiréis en la tierra muchas cosas, pero con la persecución”. Es como una ensalada con el aceite de la persecución. Ésta es la ganancia del cristiano y éste es el camino para el que quiere andar siguiendo a Jesús. Porque es el camino que Él hizo: Él fue perseguido (Papa Francisco).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s