Libro de las letanías (XIII): Letanía a la Virgen Dolorosa

Letanía a la Virgen Dolorosa

Señor, ten piedad.

Cristo, ten piedad.

Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos.

Cristo, escúchanos.

A las siguientes invocaciones se responde: Ten piedad de nosotros.

Dios, Padre celestial.

Dios Hijo, Redentor del mundo.

Dios, Espíritu Santo.

Trinidad Santa, un solo Dios.

A las siguientes invocaciones se responde: Ruega por nosotros.

Santa María.

Santa Madre de Dios.

Santa Virgen de las vírgenes.

Madre del crucificado.

Madre dolorosa.

Madre de los que lloran.

Madre de los que sufren.

Madre de los desamparados.

Madre de los que están solos.

Madre con el Hijo muerto en tus brazos.

Madre traspasada por una espada de dolor.

Madre toda aflicción.

Madre llena de dolor.

Madre de pie junto a la cruz.

Madre de los que están tristes.

Colaboradora del Redentor.

Fuente de lágrimas.

Cúmulo de sufrimientos.

Modelo de paciencia.

Mujer firme como una roca.

Seguridad de nuestra esperanza.

Refugio de los abandonados.

Defensora contra los opresores.

Esperanza de quienes han perdido la fe.

Consuelo de los pobres.

Remedio de los descarriados.

Fortaleza de los débiles.

Puerto seguro de los náufragos.

Calma en las tormentas.

Alivio de los afligidos.

Escudo contra los enemigos.

Tesoro de los fieles.

Guía de los profetas.

Apoyo de los mártires.

Luz de los confesores.

Perla de las vírgenes.

Consuelo de las viudas.

Alegría de todos los santos.

Reina de la familia franciscana.

Reina de la paz.

V/. Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo.

R/. Perdónanos, Señor.

V/. Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo.

R/. Escúchanos, Señor.

V/. Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo.

R/. Ten piedad de nosotros.

Oración

¡Oh Madre dolorosa!, por tus lágrimas, por la corona de espinas, por los clavos que llevas en tus manos, por las espadas de dolor con que nuestros pecados traspasaron tu corazón, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y alcánzanos de tu Hijo santísimo dolor intenso de nuestras culpas y vivos sentimientos de fe, esperanza y caridad. ¡Oh Madre dolorosa!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s