Libro de las letanías (XIX): Letanía de los Santos

Letanía de los Santos (versión completa)

Las letanías de los Santos representan, aparte algunas adiciones más recientes, las fórmulas más antiguas de las letanías romanas. Están compuestas por el Kyrie eleison y una lista de santos, aumentada en el curso de los siglos, a la que el pueblo responde con el ora pro nobis. Concluye con una serie de invocaciones que resumen las necesidades más genéricas de la Iglesia.

La Iglesia ha utilizado las letanías de los Santos no sólo en las súplicas solemnes, sino también en las consagraciones y bendiciones de importancia, como la ordenación sacerdotal y la dedicación de una iglesia.

*****

Señor, ten misericordia de nosotros.

Cristo, ten misericordia de nosotros.

Señor, ten misericordia de nosotros.

Cristo, óyenos.

Cristo, escúchanos.

A las siguientes invocaciones se contesta: Compadeceos de nosotros.

Dios Padre celestial.

Dios Hijo, Redentor del mundo.

Dios Espíritu Santo.

Santa Trinidad, un solo Dios.

A las siguientes invocaciones se contesta: Ruega por nosotros.

Santa María.

Santa Madre de Dios.

Santa Virgen de las vírgenes.

San Miguel.

San Gabriel.

San Rafael

A las siguientes invocaciones se contesta: Rogad por nosotros

Todos los santos Ángeles y Arcángeles.

Todos los santos Coros de los bienaventurados espíritus.

A las siguientes invocaciones se contesta: Ruega por nosotros.

San Juan Bautista.

San José.

A la siguiente invocación se contesta: Rogad por nosotros.

Todos los santos Patriarcas y Profetas.

A las siguientes invocaciones se contesta: Ruega por nosotros.

San Pedro.

San Pablo.

San Andrés.

Santiago.

San Juan.

Santo Tomás.

Santiago.

San Felipe.

San Bartolomé.

San Mateo.

San Simón.

San Tadeo.

San Matías.

San Bernabé.

San Lucas.

San Marcos.

A las siguientes invocaciones se contesta: Rogad por nosotros.

Todos los santos Apóstoles y Evangelistas.

Todos los santos discípulos del Señor.

Todos los santos Inocentes.

A las siguientes invocaciones se contesta: Ruega por nosotros.

San Esteban.

San Lorenzo.

San Vicente.

A las siguientes invocaciones se contesta: Rogad por nosotros.

Santos Fabián y Sebastián.

Santos Juan y Pablo.

Santos Cosme y Damián.

Santos Gervasio y Protasio.

Todos los santos Mártires.

A las siguientes invocaciones se contesta: Ruega por nosotros.

San Silvestre.

San Gregorio.

San Ambrosio.

San Agustín.

San Jerónimo.

San Martín.

San Nicolás.

A las siguientes invocaciones se contesta: Rogad por nosotros.

Todos los santos Pontífices y Confesores.

Todos los santos Doctores.

A las siguientes invocaciones se contesta: Ruega por nosotros.

San Antonio.

San Benito.

San Bernardo.

Santo Domingo.

San Francisco.

A las siguientes invocaciones se contesta: Rogad por nosotros.

Todos los santos Sacerdotes y Levitas.

Todos los santos Monjes y Ermitaños.

A las siguientes invocaciones se contesta: Ruega por nosotros.

Santa María Magdalena.

Santa Águeda.

Santa Lucía.

Santa Cecilia.

Santa Catalina.

Santa Anastasia.

A la siguiente invocación se contesta: Rogad por nosotros.

Todas las santas Vírgenes y Viudas.

V/. Todos los Santos y Santas de Dios. R/. Interceded por nosotros.

V/. Sednos propicio. R/. Perdonadnos, Señor.

V/. Sednos propicio. R/. Escuchadnos, Señor.

A las siguientes invocaciones se contesta: Libradnos, Señor.

De todo mal.

De todo pecado.

De vuestra ira.

De la muerte súbita e imprevista.

De las asechanzas del diablo.

De toda ira, odio y mala voluntad.

Del espíritu de fornicación.

Del rayo y de la tempestad.

Del azote del terremoto.

De peste, hambre y guerra.

De la muerte perpetua.

Por el misterio de vuestra santa Encarnación.

Por vuestra Venida.

Por vuestro Nacimiento.

Por vuestro Bautismo y santo ayuno.

Por vuestra Cruz y Pasión.

Por vuestra Muerte y Sepultura.

Por vuestra santa Resurrección.

Por vuestra admirable Ascensión.

Por la venida del Espíritu Santo Consolador.

En el día del juicio.

A las siguientes invocaciones se contesta: Te rogamos que nos oigas.

Nosotros, pecadores.

Que nos perdonéis.

Que uséis indulgencia con nosotros.

Que os dignéis conducirnos a verdadera penitencia.

Que os dignéis regir y conservar vuestra Santa Iglesia.

Que os dignéis conservar en vuestra Religión al Sumo Pontífice y a todos los órdenes

de la Jerarquía eclesiástica.

Que os dignéis humillar a los enemigos de la santa Iglesia.

Que os dignéis conceder verdadera paz y concordia a los reyes y príncipes cristianos.

Que os dignéis conceder paz y unión a todo el pueblo cristiano.

Que os dignéis llamar a la unidad de la Iglesia a todos los alejados de ella, e iluminar a

todos los infieles con la luz del Evangelio.

Que a nosotros mismos os dignéis fortalecernos y conservarnos en vuestro santo

servicio.

Que levantéis nuestros corazones a desear las cosas celestiales.

Que os dignéis recompensar con bienes eternos a todos nuestros bienhechores.

Que libréis de la muerte eterna a nuestras almas y a las de nuestros hermanos, parientes

y bienhechores.

Que os dignéis darnos y conservar los frutos de la tierra.

Que os dignéis conceder eterno descanso a todos los fieles difuntos.

Que os dignéis escucharnos.

Hijo de Dios.

V/. Cordero de Dios que quitáis los pecados del mundo.

R/. Perdónanos, Señor.

V/. Cordero de Dios que quitáis los pecados del mundo.

R/. Escúchanos, Señor.

V/. Cordero de Dios que quitáis los pecados del mundo.

R/. Ten piedad de nosotros.

Cristo, óyenos.

Cristo, escúchanos.

Señor, ten misericordia de nosotros.

Cristo, ten misericordia de nosotros.

Señor, ten misericordia de nosotros.

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;

V/. No nos dejes caer en la tentación.

R/. Y líbranos del mal.

Salmo 69

Ven, Señor, en mi ayuda; apresúrate, Señor a socorrerme.

Queden corridos y avergonzados los que atentan contra mi vida.

Tornen atrás y queden afrentados los que desean mi desgracia.

Vuélvanse decepcionados los que dicen: “¡Ah, ah!”

En ti se alegren y regocijen todos los que te buscan; repitan sin cesar:

El Señor sea engrandecido, los que anhelan tu salvación.

En cuanto a mí, pobre soy y necesitado; ayúdame, Dios mío.

Tú eres mi ayuda y mi libertador; no te demores, Señor.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.

V/. Haz que se salven tus siervos.

R/. Que en ti esperan, Dios mío.

V/. Sé para nosotros, Señor, torre inexpugnable.

R/. Ante el enemigo.

V/. No tenga el enemigo poder alguno sobre nosotros.

R/. Ni su iniquidad consiga dañarnos.

V/. No nos trates, Señor, según nuestros pecados.

R/. Ni nos castigues según nuestras faltas.

V/. Oremos por nuestro Santo Padre N.

R/. El Señor lo conserve y le dé vida y le haga feliz sobre la tierra, y no lo entregue en

poder de sus enemigos.

V/. Oremos por nuestros bienhechores.

R/. Dígnate, Señor, por la gloria de tu nombre, conceder a todos los que nos han hecho

bien la recompensa de la vida eterna. Amén.

V/. Oremos por los fieles difuntos.

R/. Dales, Señor, el descanso eterno y alumbre tu luz por siempre sobre ellos.

V/. Descansen en paz.

R/. Amén.

V/. Oremos por nuestros hermanos ausentes.

R/. Salva a tus siervos, Dios mío; que esperan en ti.

V/. Envíales, Señor, desde tu santuario, tu ayuda.

R/. Y defiéndeles desde Sión.

V/. Escucha, Señor, mi oración.

R/. Y llegue a ti mi clamor.

V/. El Señor sea con vosotros.

R/. Y con vuestro espíritu.

Oremos.

Oh Dios, de quien es propio compadecerse siempre y perdonar, acoge nuestra oración y, ligados como nos hallamos por las cadenas de los pecados, líbranos y libra a todos tus siervos por tu compasiva y generosa bondad.

Escucha, Señor, las preces de los que te invocan y perdona los pecados que ellos reconocen, para que nos concedas benigno juntamente el perdón y la paz.

Muéstranos, Señor, tu inefable e indulgente bondad, descargándonos de todos nuestros pecados y librándonos a la vez de las penas que por ellos hemos merecido.

Oh Dios, a quien el pecado ofende y la penitencia aplaca, pon bondadoso tus ojos sobre tu pueblo que ora, y desvía los castigos de tu cólera que por nuestros pecados merecemos.

Omnipotente y sempiterno Dios, ten piedad de tu siervo y Pontífice nuestro N., y llévalo según tu clemencia por el camino de la salud eterna, para que con tu gracia ame lo que te agrada y con toda perfección lo practique.

Oh Dios, de quien vienen los santos deseos, las rectas intenciones y las obras justas; da a tus siervos aquella paz que el mundo no puede dar, para que, nuestros corazones se adhieran a tus mandamientos, y libres del temor de los enemigos, vivamos días sosegados bajo tu protección.

Abrasa, Señor, en el fuego del Espíritu Santo nuestro corazón y nuestras entrañas, para que te sirvamos en un cuerpo casto y te agrade la pureza de nuestro corazón.

Oh Dios, creador y redentor de todos los fieles; concede a las almas de tus siervos y siervas la remisión de todos sus pecados, para que por nuestras fervorosas súplicas, consigan el perdón que siempre han deseado.

Te rogamos, Señor, que prevengas nuestras acciones con tu gracia y las continúes con tu auxilio, para que todas nuestras oraciones y obras comiencen siempre y terminen en ti.

Omnipotente y sempiterno Dios, soberano Señor de vivos y muertos, que te compadeces de todos aquellos, que sabes han de ser de tus elegidos por la fe y las obras; te rogamos y suplicamos que por tu bondad y clemencia y por la intercesión de todos tus santos, perdones todos sus pecados a aquéllos por quienes queremos dirigirte nuestras plegarias, ya los retenga todavía en la vida presente en su vestidura de carne, ya despojados de ella, hayan entrado en la vida futura. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que contigo vive y reina en unidad del Espíritu Santo.

V/. El Señor sea con vosotros.

R/. Y con tu espíritu.

V/. Escúchenos el Señor omnipotente y misericordioso.

R/. Amén.

V/. Y por la misericordia de Dios descansen en paz las almas de los fieles.

R/. Amén.

*****

Versión abreviada

Señor, ten piedad.

Cristo, ten piedad.

Señor, ten piedad.

A las siguientes invocaciones se responde: Ruega por nosotros. Cuando son dos o más santos se responde: Rogad por nosotros.

Santa María, Madre de Dios.

San Miguel.

Santos ángeles de Dios.

San Juan Bautista.

San José.

Santos Pedro y Pablo.

San Andrés.

San Juan.

Santa María Magdalena.

San Esteban.

San Ignacio de Antioquía.

San Lorenzo.

Santas Perpetua y Felicidad.

Santa Inés.

San Gregorio.

San Agustín.

San Atanasio.

San Basilio.

San Martín.

San Benito.

Santos Francisco y Domingo.

San Francisco Javier.

San Juan María Vianney.

Santa Catalina de Siena.

Santa Teresa de Ávila.

Santos y santas de Dios.

A las siguientes invocaciones se responde: líbranos, Señor

Muéstrate propicio,

De todo mal,

De todo pecado,

De la muerte eterna,

Por tu encarnación,

Por tu muerte y resurrección,

Por el envío del Espíritu Santo,

A las siguientes invocaciones se responde: te rogamos, óyenos

Nosotros, que somos pecadores,

Para que gobiernes y conserves a tu santa Iglesia,

Para que asistas al Papa y a todos los miembros del clero en tu santo servicio,

Para que concedas paz y concordia a todos los pueblos de la tierra,

Para que nos fortalezcas y asistas en tu servicio santo,

Jesús, Hijo de Dios vivo,

Cristo, óyenos.

Cristo, escúchanos.

Oración: Acoge, Señor, en tu bondad la oración de tu pueblo e ilumina nuestras mentes con la luz de tu Espíritu, para que te sea grato nuestro devoto servicio y sirva al progreso de tu Iglesia. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

*****

Versión utilizada en canonización de san Enrique de Ossó, en Madrid

Señor, ten piedad

Cristo, ten piedad

Señor, ten piedad

A las siguientes invocaciones se responde: ruega por nosotros

Santa María, Madre de Dios

San José, su santo esposo

A las siguientes invocaciones se responde: rogad por nosotros

San Miguel, santos ángeles de Dios

San Juan Bautista, Santa María Magdalena

Santos Pedro, Pablo, Andrés y Juan, apóstoles del Señor

Santos Esteban, Ignacio de Antioquía, Lorenzo y Martín, mártires de Cristo

Santas Perpetua, Felicidad e Inés, mártires del Señor

Santos Gregorio, Agustín, Atanasio y Basilio, doctores de la Iglesia

Santos Benito, Francisco, Ignacio y Domingo, fundadores religiosos

San Francisco Javier, San Juan María Vianney, pastores del rebaño de Cristo

Santa Teresa de Ávila y Catalina de Siena, doctoras de la Iglesia

Santas Rosa de Lima y Teresa de los Andes, vírgenes consagradas de América

Santos Isidro y María de la Cabeza, esposos madrileños

Santo Juan de la Cruz y Juan de Ávila, maestros de oración

Santos Tomás de Villanueva, Toribio de Mogrovejo y Antonio María Claret, pastores

de la Iglesia

Todos los Santos y Santas de Dios

A las siguientes invocaciones se responde: líbranos, Señor

Muéstrate propicio

De todo pecado, de la muerte eterna

Por tu encarnación, por tu muerte y resurrección, por el envío del Espíritu Santo

A las siguientes invocaciones se responde: te rogamos, óyenos

Nosotros que somos pecadores

Par que gobiernes y conserves a tu Santa Iglesia

Para que asistas al Papa y a todos los miembros del clero en tu servicio santo

Para que concedas paz y concordia a todos los pueblos de la tierra

Para que nos fortalezcas y asistas en su servicio santo

Jesús, Hijo de Dios vivo

Cristo, óyenos

Cristo, escúchanos

Oración: Acoge, Señor, en tu bondad la oración de tu pueblo e ilumina nuestras mentes con la luz de tu Espíritu, para que te sea grato nuestro devoto servicio y sirva al progreso de tu Iglesia. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Versión utilizada en la ordenación de presbíteros en Alcalá de Henares, el 29 de abril de 2017.

Señor, ten piedad Señor, ten piedad

Cristo, ten piedad Cristo, ten piedad

Señor, ten piedad Señor, ten piedad

Santa María, Madre de Dios Ruega por nosotros

San José, su santo esposo Ruega por nosotros

Santos Miguel, Gabriel y Rafael, arcángeles de Dios Rogad por nosotros

San Juan Bautista, voz que clama en el desierto Ruega por nosotros

Santa María Magdalena, testigo del Resucitado Ruega por nosotros

Santos Pedro y Pablo, columnas de la Iglesia Rogad por nosotros

Santos Mateo, Marcos, Lucas y Juan, transmisores del Evangelio Rogad por nosotros

Santos Apóstoles del Señor, amigos del Esposo Rogad por nosotros

San Clemente, San Ireneo, padres de la Iglesia Rogad por nosotros

Santos Esteban, Ignacio de Antioquía, Lorenzo y Martín, mártires de Cristo

Rogad por nosotros

Santas Perpetua, Felicidad, Cecilia e Inés, mártires del Señor Rogad por nosotros

Santos niños Justo y Pastor, patronos de la diócesis complutense Rogad por nosotros

Santos Gregorio, Agustín, Atanasio y Basilio, doctores de la Iglesia

Rogad por nosotros

Santos Benito y Domingo, fundadores religiosos Rogad por nosotros

San Francisco de Asís, icono de Cristo pobre y crucificado Ruega por nosotros

Santa Clara de Asís, virgen de Cristo Ruega por nosotros

Santos Tomás de Aquino, San Antonio de Padua, cantores de la Sabiduría Divina

Rogad por nosotros

Santa Catalina de Siena, Teresa de Jesús y Teresa del Niño Jesús, Doctoras de la Iglesia

Rogad por nosotros

San Juan de la Cruz, llama viva del amor de Cristo Ruega por nosotros

Santos Ignacio de Loyola, Francisco Javier, José María Rubio, apasionados por la gloria de Dios Rogad por nosotros

San Juan Bosco, Santo Tomás de Villanueva, pastores del rebaño de Cristo

Rogad por nosotros

San Juan María Vianney, incansable dispensador de la Misericordia

Ruega por nosotros

Santa Ángela de la Cruz, azucena de Sevilla Ruega por nosotros

San Josemaría Escrivá, santo de lo ordinario Ruega por nosotros

San Juan de Ávila, patrono del clero secular español Ruega por nosotros

San Diego de Alcalá, apóstol de la caridad Ruega por nosotros

Santa Faustina Kowalska, testigo de la Divina Misericordia Ruega por nosotros

San Luis María Grignion de Montfort, Maximiliano María Kolbe, apóstoles de la Inmaculada Rogad por nosotros

San Pablo de la Cruz, apasionado de Cristo Crucificado Ruega por nosotros

Santa Soledad Torres Acosta, consuelo de los enfermos Ruega por nosotros

San Pío de Pietrelcina, asociado a la pasión de Cristo Ruega por nosotros

Santa Teresa Benedicta de la Cruz, hija de Israel ofrenda por su pueblo

Ruega por nosotros

Santa Gema Galgani, testigo de Cristo manso y humilde Ruega por nosotros

San Rafael Arnáiz, pintor de la Gracia Divina Ruega por nosotros

Santa Teresa de Calcuta, sierva de los afligidos Ruega por nosotros

San Gabriel de la Dolorosa, guía de la juventud Ruega por nosotros

San Juan XXIII, reflejo de la Bondad Divina Ruega por nosotros

San Juan Pablo II, imagen de Cristo Buen Pastor Ruega por nosotros

San Manuel González, apóstol de los sagrarios abandonados Ruega por nosotros

Beato Álvaro del Portillo, maestro de la paz Ruega por nosotros

Todos los santos y santas de Dios Rogad por nosotros

Muéstrate propicio Líbranos, Señor

De todo mal, de todo pecado, de la muerte eterna Líbranos, Señor

Por tu Encarnación, por tu Muerte y Resurrección, por el envío del Espíritu Santo

Líbranos, Señor

Nosotros que somos pecadores Te rogamos, óyenos

Para que conserves y gobiernes a tu santa Iglesia Te rogamos, óyenos

Para que asistas al Papa y a todos los miembros del clero en servicio santo

Te rogamos, óyenos

Para que bendigas a estos elegidos Te rogamos, óyenos

Para que bendigas y santifiques a estos elegidos Te rogamos, óyenos

Para que bendigas, santifiques y consagres a estos elegidos Te rogamos, óyenos

Para que concedas paz y concordia a todos los pueblos de la tierra Te rogamos, óyenos

Para que nos fortalezcas y asistas en tu santo servicio Te rogamos, óyenos

Jesús Hijo de Dios vivo Te rogamos, óyenos

Cristo, óyenos Cristo, óyenos

Oración

Señor, Dios, escucha nuestras súplicas y confirma con tu gracia este ministerio que realizamos: santifica con tu bendición a éstos que juzgamos aptos para el servicio de los santos ministerios. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s