Libro de las letanías (XXVII): Letanía de los tres Arcángeles

Letanía de los tres Arcángeles

V/. Señor, ten piedad de nosotros
R/. Señor, ten piedad de nosotros

V/. Cristo, ten piedad de nosotros

R/. Cristo, ten piedad de nosotros
V/. Señor, ten piedad de nosotros
R/. Señor, ten piedad de nosotros

A las siguientes invocaciones se responde: permaneced con nosotros

Santos Ángeles que nos ilumináis con la gracia de Dios para saber lo que necesita curación

Arcángel san Miguel

Santo príncipe de las huestes celestiales
Arcángel san Miguel, portador de la luz y la claridad de Dios

Arcángel san Miguel, nuestro defensor contra el enemigo

Arcángel san Gabriel

Arcángel san Gabriel que iluminas nuestras mentes con la palabra de Dios
Arcángel san Gabriel perfecto modelo de oración
Arcángel san Gabriel revelador de misterios
Arcángel san Rafael

Arcángel san Rafael, cuyo nombre significa “Dios ha curado”
Arcángel san Rafael uno de los siete Ángeles que están en presencia del Altísimo
Arcángel san Rafael que intercedes por nosotros ante Dios
Arcángel san Rafael, noble y poderoso mensajero de Dios
Arcángel san Rafael nuestro guía y protector en el viaje de la vida
Arcángel san Rafael, patrón de todos aquellos que buscan salvación
Arcángel san Rafael, patrón de todos los sanadores
Arcángel san Rafael consuelo de los enfermos
Arcángel san Rafael que guiaste a Tobías
Arcángel san Rafael que curaste al padre de Tobías de su ceguera
Arcángel san Rafael que expulsaste a los Ángeles caídos con el poder de Dios
Arcángel san Rafael encargado de sanar la tierra y proclamar salvación
Arcángel san Rafael guardián de la familia y ángel de los matrimonios felices
Todos vosotros ángeles sanadores
Vosotros que sois poderosos, cumplís sus mandamientos y obedecéis sus palabras

Bendecid al Señor todos sus ángeles

Recemos como Jesús nos enseñó: Padre nuestro, que estás en el Cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en el tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos deje caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Oremos: Padre nuestro, Dios de amor que nos proporcionas la vida a humanos y Ángeles, acudimos a ti con la esperanza de sanar, pidiéndote que llenes nuestros corazones y cuerpos con tu luz. Ilumínanos para saber lo que necesitamos y danos fe para conocer y agradecer lo que ya nos has concedido. Te lo pedimos en nombre de Jesús, Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s