Libro de las letanías (y XXX): Letanía a la Virgen de la Estrella

Letanía de la Virgen de la Estrella

V/. Señor, ten piedad

R/. Señor, ten piedad

V/. Cristo, ten piedad

R/. Cristo, ten piedad

V/. Señor, ten piedad

R/. Señor, ten piedad

V/. Cristo, óyenos

R/. Cristo, óyenos

V/. Cristo escúchanos

R/. Cristo, escúchanos

V/. Dios Padre celestial, Creador de la Luz

R/. Ten misericordia de nosotros

V/. Dios Hijo, Redentor y Luz del mundo

R/. Ten misericordia de nosotros

V/. Dios Espíritu Santo, Luz reveladora de la Verdad

R/. Ten misericordia de nosotros

V/. Trinidad Santa, un solo Dios

R/. Ten misericordia de nosotros

(A las invocaciones que vienen a continuación, se contesta: ruega por nosotros)

Santa María

Santa Madre de Dios

Santísima Virgen de la Estrella

Hija predilecta del Eterno Padre

Madre amantísima del Verbo Divino

Gloria del Espíritu Santo

Templo de la Santísima Trinidad

Virgen de las vírgenes

Virgen hija de Sión

Virgen pobre y humilde

Virgen sencilla y obediente

Virgen digna de respeto

Patrona celestial de chuceneros

Blasón de la villa de Chucena

Estrella coronada del Condado

Estrella luminosa de la mañana

Estrella de los mares

Estrella de la Evangelización

Estrella consoladora de los afligidos

Mujer vestida del sol

Mujer coronada de estrellas

Aurora del día de la salvación

Llena de gracia

Manantial de hermosura

Esplendor de la Iglesia

Honor del género humano

Gloria de las mujeres

Modelo de entrega a Dios

Imagen purísima de la Iglesia

Icono del amor divino

Fuente de la verdadera felicidad

Mar dilatado de misericordias

Emperatriz de los Ángeles

Gloria de los Querubines

Corona de los Serafines

Esperanza de los Patriarcas

Guía de los Profetas

Gozo de todos los Santos

Señora del cielo y de la tierra

Alegría de la Iglesia triunfante

Consuelo de la Iglesia purgante

Madre de la Iglesia militante

Protectora de los fieles cristianos

Honra de las vírgenes

Luz de los doctores

Ejemplo de los confesores

Fortaleza de los mártires

Reina de los apóstoles

Reina y Señora del Universo

Reina y Madre de Chucena

V/. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo

R/. Perdónanos, Señor

V/. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo

R/. Escúchanos, Señor

V/. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo

R/. Ten piedad de nosotros

Nos acogemos bajo tu protección gloriosa Virgen Madre de Dios, Reina del Cielo elevada a las alturas celestes brillando entre los astros del firmamento como estrella de la mañana. Con tu ejemplo y apoyo, haz que los que seguimos el mandato de tu Hijo iluminemos el mundo con la luz de Cristo. Tú, que eres la primera Luz del mundo a ejemplo del Verbo, en el Espíritu Santo y en tu Hijo encendida, acoge las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades, y sálvanos siempre de todos los peligros Virgen bendita de la Estrella.

V/. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios

R/. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo

Oremos: Dios Uno y Trino, que os dignasteis coronar por Reina de cielos y tierra a la Santísima Virgen María, que precede con su luz al peregrino Pueblo de Dios como signo de esperanza cierta y de consuelo hasta que llegue el día del Señor, constituyéndola Madre nuestra, que en la villa Chucena la veneramos como celestial Patrona bajo la advocación de Nuestra Señora de la Estrella, Estrella que, como la de los Magos de Oriente, nos lleva hasta los pies de tu Hijo, haz que siempre sea nuestra protectora y guía por los caminos de la vida para que al final de nuestra peregrinación terrena lleguemos a la patria celestial. Amén.

*****

(Versión primitiva)

Letanía de la Virgen de la Estrella

V/. Señor, ten piedad

R/. Señor, ten piedad

V/. Cristo, ten piedad

R/. Cristo, ten piedad

V/. Señor, ten piedad

R/. Señor, ten piedad

V/. Cristo, óyenos

R/. Cristo, óyenos

V/. Cristo escúchanos

R/. Cristo, escúchanos

V/. Dios Padre celestial

R/. Ten misericordia de nosotros

V/. Dios Hijo, Redentor del mundo,

R/. Ten misericordia de nosotros

V/. Dios Espíritu Santo

R/. Ten misericordia de nosotros

V/. Trinidad Santa, un solo Dios

R/. Ten misericordia de nosotros

(A las invocaciones que vienen a continuación, se contesta: ruega por nosotros)

Santa María

Santa Madre de Dios

Santísima Virgen de la Estrella

Hija predilecta del Eterno Padre

Madre amantísima del Verbo Divino

Gloria del Espíritu Santo

Templo de la Santísima Trinidad

Virgen de las vírgenes

Virgen Hija de Sión

Virgen pobre y humilde

Virgen sencilla y obediente

Virgen digna de respeto

Patrona celestial de Chucena

Alcaldesa perpetua de los chuceneros

Estrella coronada del Condado

Estrella luminosa de la mañana

Estrella de los mares

Estrella de la Evangelización

Mujer vestida del sol

Mujer coronada de estrellas

Llena de gracia

Manantial de hermosura

Alegría de Israel

Esplendor de la Iglesia

Honor del género humano

Gloria de las mujeres

Modelo de entrega a Dios

Discípula perfecta de Cristo

Imagen purísima de la Iglesia

Icono del amor divino

Fuente de la verdadera felicidad

Mar dilatado de misericordias

Emperatriz de los Ángeles

Gloria de los Querubines

Corona de los Serafines

Esperanza de los Patriarcas

Guía de los Profetas

Gozo de todos los Santos

Señora del cielo y de la tierra

Alegría de la Iglesia triunfante

Consuelo de la Iglesia purgante

Madre de la Iglesia militante

Protectora de los fieles cristianos

Honra de las vírgenes

Luz de los doctores

Ejemplo de los confesores

Fortaleza de los mártires

Reina de los apóstoles

Reina y Señora del Universo

Reina de la paz

V/. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo

R/. Perdónanos, Señor

V/. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo

R/. Escúchanos, Señor

V/. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo

R/. Ten piedad de nosotros

Oremos: Dios todopoderoso, Uno y Trino, que os dignasteis coronar por Reina de cielos y tierra a la Santísima Virgen María, constituyéndola Madre nuestra, y que en Chucena la veneramos como celestial Patrona bajo la advocación de Nuestra Señora de la Estrella, haz que siempre nos proteja por los caminos de la vida y que en la hora de nuestra muerte la veamos a nuestro lado como abogada para que de su mano, libres de todos los peligros, entremos en la patria celestial. Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s