Jesús enseñaba con autoridad

(Jesús les enseñaba con autoridad, y no como los escribas). Los escribas en aquel tiempo hablaban al pueblo pero su mensaje no llegaba al corazón del pueblo y el pueblo que los escuchaba se marchaba. Ninguna de estas voces (escribas, saduceos, zelotes, esenios) tenía la fuerza de enardecer los corazones del pueblo. Las multitudes escuchaban a Jesús y el corazón se caldeaba, porque su mensaje llegaba al corazón. Él “enseñaba como uno que tiene autoridad”. Jesús se acercaba al pueblo; Jesús curaba el corazón del pueblo; Jesús entendía las dificultades del pueblo; Jesús no tenía vergüenza de hablar con los pecadores, salía a buscarlos; Jesús sentía alegría, le gustaba estar con su pueblo. Y es Él mismo quien lo explica: Yo soy el buen pastor. Las ovejas escuchan mi voz y me siguen (Papa Francisco).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s