Primer Domingo de Adviento


Domingo 1º de Adviento. Las cuatro semanas de Adviento pretenden recordar los 4000 años que, según pensaban nuestros mayores, transcurren entre la creación del primer Adán, en el edén del paraíso, y el nacimiento del segundo Adán, Jesucristo, en la cueva de Belén.

Las oraciones y lecturas de hoy insisten casi exclusivamente en el tema de la “Parusía” o segunda venida del Señor. En la 1ª lectura el profeta Isaías (63, 16-17; 64, 2b-7), que es el profeta del Adviento, pide al Señor que perdone sus muchos pecados a los hombres, ya que son hijos suyos y obras de sus manos. En la 2 (1 Corintios 1, 3-9) san Pablo afirma que el cristiano recibe su fe, fortaleza y gracia por medio de Jesucristo, a fin de no ser condenado en el tribunal divino.

En el evangelio (Marcos 13, 33-37) Jesucristo nos invita a vivir en guardia, pues ignoramos cuándo llegará el Señor; podemos morir en cualquier momento. “Mirad que no sabéis cuándo es el momento… No sabéis cuándo vendrá el dueño de la casa: si al atardecer, o a medianoche, o al canto del gallo, o al amanecer; no sea que venga inesperadamente y os encuentre dormidos. Lo que os digo a vosotros se lo digo a todos: velad”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s