Compendio de Historia de la Iglesia. Curso 2017-18. Clases de Religión. lección 4ª (El Evangelio en las Islas Británicas)


El Evangelio en las Islas Británicas

¿Quién evangelizó Irlanda? San Patricio. La parte meridional de Inglaterra fue la Britania romana, por formar parte del Imperio romano, y fue evangelizada desde los tiempos apostólicos. Sin embargo, tras la caída de Roma por la invasión de los pueblos bárbaros, el cristianismo en la isla sufrió un gran revés a mediados del siglo V al ser invadida por unos pueblos paganos, los anglos y sajones, que desplazaron a la población bretona hacia las regiones costeras occidentales de Gales. Y Britania recayó en la idolatría. Por esos mismos años en que la Britania insular recaía en el paganismo, se evangelizó la vecina isla de Irlanda, que nunca formó parte del Imperio romano. Ya habían allí unas comunidades cristianas incipientes, pero el impulso decisivo a la cristianización lo dio san Patricio. Durante más de treinta años este infatigable obispo puso las bases de la Iglesia en Irlanda, la Iglesia céltica.

Cuando san Patricio comenzó la predicación del Evangelio en Irlanda, la isla se encontraba dividida en numerosos clanes sometidos a la poderosa autoridad de los druidas. El Apóstol de Irlanda se adaptó muy bien a las condiciones sociales del lugar, formando un clero local y varias comunidades cristianas, respetando las tradiciones y costumbres propias de sus habitantes.

¿Qué característica es la más representativa de la “Iglesia céltica”? Su vocación misionera. Los monjes irlandeses practicaban la “peregrinación por amor de Dios”, que les impulsaba a la aventura apostólica. Así, san Columba (521-597) fue el promotor de la evangelización de Escocia, y san Columbano (540-615) estuvo predicando el Evangelio por Francia, Suiza y el norte de Italia.

¿Cuándo se evangelizó Inglaterra? Al principios del siglo VII. Tras la llegada de los anglosajones era necesario recristianizar Gran Bretaña. La ocasión propicia para ello fue el casamiento del rey de Kent, Etelberto, con la princesa cristiana Berta. Ésta pidió al rey que fuera erigida una iglesia y que algunos sacerdotes cristianos celebraran allí los ritos sagrados. Cuando el papa san Gregorio Magno supo la noticia, juzgó que los tiempos estaban maduros para la evangelización de la isla. Le encomendó la misión al humilde prior del monasterio benedictino de San Andrés, Agustín.

En el año 597 san Agustín de Canterbury salió de Roma encabezando un grupo de cuarenta monjes. Se detuvo en la isla de Lérins. Aquí se aterró por los relatos sobre los sajones y se regresó a Roma a pedirle al Papa que cambiara sus planes. El papa san Gregorio I lo nombró abad y después obispo. Al llegar a la isla británica de Thenet, el rey fue personalmente a recibirlo. Los misioneros avanzaron solemnemente en procesión cantando las letanías. El rey acompañó a los monjes hasta la residencia que había preparado en Canterbury, a mitad de camino entre Londres y el mar. Allí se edificó la abadía que se convirtió en el centro del cristianismo inglés. La obra de los monjes misioneros tuvo un éxito inesperado. El mismo rey pidió el bautismo, llevando con su ejemplo a miles de súbditos a abrazar la religión cristiana. San Agustín de Canterbury organizó la Iglesia e infundió la fe cristiana en aquel pueblo, respetando en todo lo posible, sus tradiciones ancestrales.

San Gregorio Magno se alegró con la noticia que llegó a Roma, y expresó su satisfacción en las cartas escritas a Agustín y a la reina. El santo pontífice envió con un grupo de nuevos colaboradores el palio y el nombramiento a Agustín como arzobispo primado de Inglaterra, y al mismo tiempo lo amonestaba paternalmente para que no se enorgulleciera por los éxitos alcanzados y por el honor del alto cargo que se le confería. Siguiendo las indicaciones del Papa para la repartición en territorios eclesiásticos, Agustín erigió otras sedes episcopales, la de Londres y la de Rochester, consagrando obispos a Melito y a Justo. El santo misionero murió el 26 de mayo hacia el año 605 y fue enterrado en Canterbury en la iglesia que lleva su nombre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s