Historia de la Navidad (VI)


Historia de la Navidad

El Adviento, prólogo de la Navidad

La celebración de la Navidad viene precedida por el Adviento. La Iglesia con sabia pedagogía establece programa y calendario que preparan el acontecimiento de la venida de Cristo. Es el Adviento, prólogo del libro de la Navidad sin cuya lectura reflexiva resulta imposible su comprensión. Este tiempo litúrgico son cuatro semanas de catequesis y de contemplación para preparar el nacimiento del Redentor.

El Adviento tiene semejanza con el Antiguo Testamento, que es todo un canto de esperanza. A raíz de la caída de los primeros padres se cerró el Cielo. Pero Dios, siempre bueno y providente, prometió redimir al hombre. Desde la promesa hasta su cumplimiento pasaron miles de años, en los cuales Dios preparó al Pueblo elegido para la llegada del Mesías. La Iglesia quiere que los cristianos sientan, con anhelo y confianza, la impaciente angustia de la espera; puesto que así, Cristo Jesús, deseado con tanto afán tendrá al llegar una mejor acogida.

Costumbre propia del Adviento es la corona de Adviento, que es signo que expresa la alegría de este tiempo preparatorio de la Navidad. La corona está formada por un aro adornado con ramas verdes y cuatro cirios de color rojo que simbolizan las cuatro semanas del Adviento. El encender semana tras semana los cuatro cirios de la corona muestra la ascensión gradual hacia la plenitud de la luz de Navidad. El color verde de la corona significa la vida y la esperanza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s