Compendio de Historia de la Iglesia. Curso 2017-18. Clases de Religión. Lección 21ª (Los años postconciliares)


Los años postconciliares

¿Qué fue la “crisis postconciliar”? Después de la clausura del Concilio Vaticano II hubo en la Iglesia un tiempo de crisis. Los años posconciliares fueron particularmente tormentosos para la vida de la Iglesia. Algunos pretendieron una nueva Iglesia diversa u opuesta a la Iglesia de Cristo, rompiendo radicalmente con todo lo anterior, y con total olvido de dos milenios de historia cuajada de frutos de santidad y de fidelidad absoluta al depósito de fe revelado plenamente en Jesucristo. En el año 1972 el beato Pablo VI dijo: Creíamos que después del Concilio vendría un día de sol para la historia de la Iglesia, pero en cambio ha llegado un día nublado, tormentoso, oscuro, lleno de búsquedas e incertidumbres y no resulta fácil transmitir la alegría de la comunión.

Muchas esperanzas quedaron cruelmente defraudadas. Fueron muchos los abusos que se cometieron en nombre de un pretendido “espíritu conciliar”, que nada tenía que ver con el genuino espíritu del Vaticano II ni con la letra de sus documentos. El abuso en materia litúrgica estaba a la orden del día, siendo especialmente maltratados los Sacramentos. Las normas emanadas de la autoridad eclesiástica eran objeto de réplica contestataria. Privados del catecismo, en unos casos; desorientados por catecismos heréticos, en otros; adoctrinados por teólogos que, en lugar de proporcionarles nociones claras y concisas, les obsequiaban con sus dudas, los cristianos ya no sabían en qué debían creer o no creer, y sufrían, mientras proseguía la desbandada silenciosa de los fieles que iba despoblando los templos, a la vez que muchos conventos se vaciaban no tan silenciosamente.

La “crisis postconciliar” se dejó sentir sobre todo en los miembros del clero -secular y regular-, de las congregaciones religiosas y también en los miembros de la Acción Católica y de otras organizaciones eclesiales. Además de los abusos litúrgicos y disciplinares, hubo una caída y abandono de las vocaciones sacerdotales y religiosas.

¿Cuál es el documento más importante del beato Pablo VI? En la clausura del Año de la Fe que había sido proclamado para conmemorar el XIX Centenario del martirio de los santos apóstoles Pedro y Pablo, el beato Pablo VI publicó El Credo del Pueblo de Dios, que presenta, de forma sencilla y profunda, algunas verdades de fe más atacadas por algunas corrientes teológicas. En él, el Papa hace una hermosa profesión de fe, reafirmando las verdades que el Cuerpo Místico de Cristo cree y vive, tomando así una firme postura ante los no pocos intentos de agresión que sufría la fe cristiana.

Pero el documento más importante fue la encíclica Humanae vitae. Ningún documento anterior del Magisterio pontificio había sido publicado en medio de tan amargo vendaval como éste. Esta encíclica aborda una cuestión de gran transcendencia: la regulación de la natalidad. En ella la suprema autoridad de la Iglesia recordaba a todos los hombres de buena voluntad otra aplicación de aquel lo que Dios ha unido, no lo separe el hombre: el acto sexual conyugal y la procreación forman una parte de un todo lleno de amor que al hombre no le es lícito romper poniendo barreras químicas o físicas que separen el aspecto unitivo del aspecto procreativo.

La Humanae vitae fue mal recibida en el mundo laico y menos que con “obediencia obsequiosa” en algunos ambientes católicos. En torno a ella se polarizó la contestación eclesial. Mas la impopularidad de la medida adoptada no hizo mella en el beato Pablo VI, convencido hasta el final de su vida de haber tomado la decisión en plena fidelidad a su carga de pastor.

¿Qué otras luces hay en este Pontificado? En la clausura de la 3ª sesión del Concilio Vaticano II, el beato Pablo VI proclamó a la Virgen María Madre de la Iglesia. También están los viajes apostólicos realizados por el Papa fuera de Italia, empezando por el de Tierra Santa, sin precedentes en toda la historia del Papado. De principal importancia fue el realizado a Nueva York para pronunciar un discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas. En aquella ocasión hizo una enérgica defensa de la vida humana: La vida del hombre es sagrada. Nadie está autorizado a atentar contra ella. En esta asamblea el respeto a la vida, incluso en lo que se refiere al gran problema de la natalidad, debe encontrar su más alta profesión y su más razonable defensa. Os corresponde a vosotros la tarea de hacer que el pan sea suficientemente abundante en la mesa de la humanidad y de no favorecer un control artificial de los nacimientos, que sería irracional, con el fin de que disminuyan los convidados al banquete de la vida.

Además están las reformas que hizo en la Iglesia. Estas reformas, recomendadas por el Concilio Vaticano II, iban encaminadas a presentar la misión sobrenatural de la Iglesia de forma que respondiera a las exigencias pastorales del mundo actual. Por propia iniciativa, el beato Pablo VI promovió algunos cambios disciplinares, especialmente sobre las facultades ordinarias de los Obispos; e instituyó el Sínodo de Obispos.

La reforma más significativa fue la de la Liturgia. De especial importancia fueron los siguientes documentos: la constitución apostólica Missale Romanum, con la que promulgó el Misal Romano reformado por mandato del Vaticano II; el motu proprio Mysterii Paschalis, con el nuevo calendario litúrgico; y la constitución apostólica Laudis Canticum, con la nueva Liturgia de las Horas.

Además está la institución de la fiesta de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote, introducida en el calendario litúrgico propio de España a instancias del venerable José María García Lahiguera. La primera vez que se celebró esta fiesta fue 6 de junio de 1974, jueves posterior a Pentecostés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s