Un novísimo: el juicio


La fidelidad del Señor no decepciona. También en el momento de nuestra muerte y del juicio de Dios, si hemos sido fieles, no tendremos miedo. Esta llamada del Señor a pensar seriamente en el final de cada uno de nosotros: cada uno de nosotros tendrá su final. No nos gusta pensar en estas cosas, pero es la verdad. Nos hará bien pensar: ¿Cómo será el día en el que estaré delante de Jesús? Cuando Él me pregunte cómo ha estado mi corazón cuando ha caído la semilla: ¿como un camino o como las espinas? ¿Cómo he recibido la Palabra? ¿Con corazón abierto? ¿La he hecho brotar para el bien de todos o la he escondido? (Francisco).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s