Invocaciones a la Virgen María (III)


Madre mía, ya que Tú eres mi Madre, haz que yo sea siempre buen hijo tuyo.

Amor y amor verdadero te pido, porque es lo que necesita mi alma para amarte a Ti, después de Dios, sobre todas las cosas.

Reina y soberana Señora de mi corazón, demuestra tu poder, Tú que eres la omnipotencia suplicante, en ayudarme a vencer siempre a los enemigos de mi alma.

Imitarte quiero, Virgen bendita, en la variedad y hermosura de tus virtudes, con las que llegaste a enamorar al mismo Dios.

Alabanzas te sean dadas siempre por la creación entera como Dueña y Señora de ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s