Invocaciones a la Virgen María (VIII)


Santa María, Hija predilecta del Padre y Madre del mismo Dios, te venero y bendigo por esta singular prerrogativa, que te ensalza sobre todos los hombres y Ángeles. Por ella te pido que te compadezcas de mí en mis necesidades.

Santa María, Madre de Cristo Rey y Madre mía. Acuérdate que Jesús, pendiente de la Cruz, te constituyó Madre de los hombres para que los cuidara y los guiara hacia la patria celestial. Muéstrate siempre como Madre.

Santa María, Reina de la misericordia (Reina de cielos y tierra), haz manifiesto en favor de tus hijos el gran poder que Dios te ha concedido; y te pido que me defiendas en todas las tentaciones del enemigo de mi alma.

Santa María, Medianera de todas las gracias por disposición divina. Consígueme lo que más necesito para la salvación de mi alma.

Santa María, Virgen purísima y sin mancha. Alcánzame la gracia de conservar siempre el corazón limpio, para que en la eternidad goce de la visión de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s