¿Diálogo?


Una vez Herodes supo el lugar del nacimiento de Jesús, dijo a los Magos: Id e informaos bien acerca del niño; y cuando lo encontréis, avisadme para ir yo también a adorarle (Mt 2, 8). El rey pretendía saber con exactitud dónde estaba el Niño no precisamente para adorarle, como decía, sino para librarse de Él, según la visión puramente política que tenía. Utiliza la mentira para poder cometer una fechoría. Hoy día también hay muchos capitaneados por el padre de la mentira que engañan, que tienen como arma la mentira para realizar planes inconfesables. ¿No has observado cómo tergiversan las noticias en medios de comunicación -prensa, radio, televisión y redes sociales- que manejan? Lo suyo es la manipulación de la información. Y hablan del diálogo… El diálogo sólo es posible cuando ambas partes -con voluntad recta- buscan la paz, el entendimiento mutuo, pero no hay que creer en el diálogo entre la mentira y la verdad; entre los que defienden el error a la vez que pisotean derechos divinos y humanos, y los que saben permanecer firmes en la verdad. Y no porque estos últimos sean incapaces de dialogar, sino porque los primeros utilizan con doblez el diálogo para la consecución de sus fines. Sí, no hay que creer en el diálogo cuando es transigencia en lo que no se debe transigir. Aún estamos pagando las consecuencias del diálogo de Eva con la serpiente y eso que ocurrió en el mismo principio de la humanidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s