Un santo popular: San Judas Tadeo


Los santos -las santas- no son seres extraterrestres que aparecen en nuestro planeta, sino hombres -mujeres- de carne y hueso, con cuerpo y alma. Y, en esta tierra que pisamos, alcanzaron la meta de la santidad, porque, a pesar de sus flaquezas y miserias, lucharon -ayudados por la gracia divina- para mantenerse siempre fieles a Dios, amándole de todo corazón.

Cada santo o santa es un regalo de Dios para su Iglesia, y que la Esposa de Cristo, la Santa Iglesia, pone como ejemplo para que le imitemos en su fidelidad y amor de Dios, así como en su lucha contra las tentaciones y pasiones y en su esfuerzo para hacer el bien.

En la historia dos veces milenaria de la Iglesia están marcadas unas huellas: las que con sus pisadas dejaron por el camino de este mundo los santos. De algunos de los cuales iremos haciendo en este blog unas brevísimas pinceladas de sus vidas.

Se han elegido unos cuantos de entre los más populares, aunque, como es lógico, hay otros que, aunque no aparezcan en este blog, el pueblo cristiano les tiene gran devoción, como san José, san Juan Bautista o san Pedro, por citar algunos.

Hoy comenzamos con la semblanza de un apóstol de Jesucristo: San Judas Tadeo.

San Judas Tadeo, seguidor y apóstol de Jesucristo. El nombre del traidor -Judas Iscariote- que entregó al Maestro ha sido causa de que muchos le olvidaran. Pero la Iglesia le honra e invoca como abogado especial de los casos difíciles y desesperados.

San Lucas, para distinguirlo del traidor, lo llama “Judas de Santiago”. En las demás listas de apóstoles, transmitidas por San Mateo y San Marcos, se le menciona por el sobrenombre de Tadeo y se le cita a continuación de su hermano Santiago el de Alfeo.

Predicó con celo infatigable por Palestina y Mesopotamia, consiguiendo innumerables conversiones y dando por fin su vida en defensa de la Fe. La tradición dice que murió en la ciudad persa de Suanir, martirizado a pedradas y garrotazos. En el Nuevo Testamento hay una epístola escrita por él, en la que se presenta como “Judas, siervo de Jesucristo y hermano de Santiago”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s