Catequesis sobre la Confesión (I)


Del libro: Un Dios que perdona

(El sacramento de la Penitencia explicado a los jóvenes)

Capítulo 1: El Cielo

¡Enhorabuena! Te felicito por varias razones. En primer lugar porque Dios te ha creado y eres hijo suyo. Después, porque Cristo te ha redimido y te ha abierto las puertas del Cielo. También, porque estás bautizado en la Iglesia Católica. Y podría seguir diciendo más razones como, por ejemplo, porque no fuiste abortado en el vientre de tu madre y estás vivo. Pero lo más importante ya está dicho: eres hijo de Dios y el Señor te ha preparado un lugar maravilloso que es el Cielo.

Has sido creado para la gloria del Cielo. Y en la tierra estás de camino hacia ese lugar de felicidad.

Te cuento una anécdota. Había un mozo de estación que iba golpeando las ruedas de los vagones con un martillo, como solía ocurrir a veces cuando el tren se paraba en algunas estaciones. Un pasajero al verle, se asomó a la ventanilla y le gritó: –¿Desde cuándo viene haciendo eso?Desde hace veinte años, señor, contestó el mozo. –¿Y para qué lo hace?, volvió a preguntar el viajero. –No tengo ni idea.

Pues esto es lo que les ocurre a muchas personas, que no saben que deben aprovechar los años que Dios les da de vida para merecer el Cielo.

Y del Cielo quiero decir unas cuantas ideas. Antes de entrar en materia voy a referir algo que ocurrió en el siglo XVI. Es sabido que el Anglicanismo comienza por la pasión del rey Enrique VIII por una dama de la Corte llamada Ana Bolena. El monarca inglés pidió al papa Clemente VII la declaración de nulidad de su matrimonio con Catalina de Aragón. El Papa, después de estudiar tan delicado asunto, denegó la petición por considerar que el matrimonio de Enrique y Catalina era verdadero matrimonio. Montó en cólera el rey y se autonombró Cabeza de la Iglesia en Inglaterra, separándose de la Iglesia Católica. A partir de ese momento comenzó en Inglaterra una persecución contra los católicos que se mantuvieron fieles a Roma. Un día, Enrique VIII amenazó a dos católicos con estas palabras: Si no os declaráis partidarios del Anglicanismo, os haré arrojar al Támesis. Pero ellos no se asustaron ante las amenazas reales, que verdaderamente eran reales, a pesar de ser conscientes de que el rey había mandado a la muerte a muchos católicos, y replicaron: Nosotros sólo deseamos ir al Cielo y lo mismo nos da llegar allí por tierra que por agua.

Aquellos dos católicos sabían que lo realmente importante es alcanzar el Cielo.

Hablemos ya del Cielo. Lo primero que hay que decir es que Dios quiere nuestra felicidad eterna, nos ha preparado el Cielo. El mismo Jesús lo dijo con claridad: En la casa de mi Padre hay muchas moradas (…) voy a prepararos el lugar. Cuando yo me haya ido y os haya preparado el lugar, de nuevo volveré y os tomaré conmigo, para que donde yo estoy estéis también vosotros (Jn 14, 2-4).

El Cielo es la recompensa que Dios tiene reservada para los que en esta tierra le aman. Después de esta vida Nuestro Señor nos espera en el Cielo. Allí estaremos con la Trinidad Beatísima y sólo habrá cosas buenas, sin mezcla de mal alguno. Tendremos un gozo que nadie nos podrá quitar. Las lágrimas y las penas no tienen entrada en el Paraíso.

San Pablo escribió del Cielo y no encontró palabras para describirlo, sólo supo decir: Ni ojo vio, ni oído oyó, ni vino a la mente del hombre, lo que Dios ha preparado para los que le aman (1 Co 2, 9). Un Cielo hecho por nuestro Dios para nosotros. Y recuerdo que en esta vida lo único realmente importante que hay que hacer es merecer el Cielo.

Por tanto, la vida del cristiano está llena de esperanza porque al final del andar terreno nos espera Dios para darnos el premio de la bienaventuranza eterna.

(continuará)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s