Catequesis sobre la Confesión (X)


Del libro: Un Dios que perdona

(El sacramento de la Penitencia explicado a los jóvenes)

Capítulo 3: El pecado (continuación)

¿Cuáles son los efectos de los pecados? Ya lo hemos dicho anteriormente de forma un poco generalizada. Pero más en concreto, te diré que el pecado grave causa la muerte del alma (por eso se llama también mortal), destruye en el hombre la vida sobrenatural, y le hace merecedor de las penas del Infierno, mientras que el leve impide el crecimiento de la vida espiritual, dificulta la santidad, entibia y enfría el trato con Dios. Pero el pecado venial es también ofensa a Dios y no debe ser atenuado como si automáticamente se convirtiera  en algo secundario o en pecado de poca importancia. Los pecados veniales son pequeñas raposas que van destruyendo la vida de piedad.

Dijo Jesucristo: Todo el que comete pecado es esclavo del pecado (Jn 8, 34). El pecado crea una facilidad para el pecado, engendra el vicio por la repetición de actos, tiende a reproducirse y a reforzarse. Por tanto, si se tiene la desgracia de ofender gravemente a Dios, el consejo pertinente es que se acuda al sacramento de la Penitencia cuanto antes. Lo más grave no es caer -que sí es malo y pernicioso-, es quedarse en el suelo, el no levantarse.

¡El pecado mortal! ¡Qué infamia! ¡Da horror con sólo pensarlo! Pero no menos se ha de evitar (…) el pecado venial, pues aunque no merezca el Infierno y la pérdida de la gracia, sin embargo, desagrada grandemente a Dios. Ahora bien, si quiero amar del todo y para siempre  a mi Dios, debo evitar cualquier acción, por mínima que sea, que pueda causarle el menor desagrado, pues el amor es muy delicado (Beato Juan XXIII, Diario del alma, año 1900, febrero).

Tengo entendido que Cristo vino a la tierra para librarnos de la esclavitud del pecado… Efectivamente, estás en lo cierto. El apóstol san Juan escribió: Si dijéramos que no tenemos pecado, nos engañaríamos a nosotros mismos y la verdad no estaría en nosotros. Si confesamos nuestros pecados, fiel y justo es Él para perdonarnos y limpiarnos de toda iniquidad (1 Jn 1, 8-9). Jesucristo vino a la tierra para quitar el pecado del mundo. En el Evangelio aparecen constantes referencias al pecado y al perdón del Señor:

* el hijo pródigo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no soy digno de ser llamado hijo tuyo (Lc 15, 21);

* dijo Jesús al paralítico de Cafarnaúm: Tus pecados te son perdonados (Mt 9, 2);

* refiriéndose a la mujer pecadora que le ungió los pies con perfume: Por eso te digo (a Simón el leproso): le son perdonados sus muchos pecados, porque ha amado mucho (Lc 7, 47);

* en la escena de la mujer adúltera: El que de vosotros esté sin pecado que tire la piedra el primero (…); (y dirigiéndose a la mujer): Tampoco yo te condeno; vete y desde ahora no peques más (Jn 8, 7.11);

* transmite a los Apóstoles el poder de perdonar los pecados: A quienes les perdonéis los pecados, les son perdonados; a quienes se los retengáis, les son retenidos (Jn 20, 23).

Pero para no caer de nuevo en la esclavitud del pecado hay que luchar de veras. Ahora bien, teniendo en cuenta la debilidad de la naturaleza humana, la inclinación al mal, es preciso acudir a Dios pidiendo la ayuda de la gracia para vencer en esa lucha. La naturaleza del hombre es muy frágil. San Josemaría Escrivá, refiriéndose a esta fragilidad, solía decir que somos como el barro de botijo, que se puede romper en cualquier momento. Para que esto no ocurra, cada persona, además de rezar y frecuentar los sacramentos, debe tener el propósito de huir del pecado con todas las fuerzas; de no dialogar con la tentación; de apartarse de las ocasiones de cometer pecado, pues ponerse en ocasión de pecar voluntariamente y sin necesidad es ya pecado.

(continuará)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s