Una opinión particular… y su rectificación


Juan XXII. Papa. De nacionalidad francesa, residió en Aviñón. Gobernó la Iglesia desde agosto de 1316 a diciembre de 1334.

Una opinión particular

Cabe destacar del pontificado de Juan XXII algo más que una simple anécdota, pues dio lugar a la controversia. El día de Todos los Santos de 1331 el Papa, predicando en la catedral de Aviñón, como hacía con frecuencia, afirmó, advirtiendo que se trataba de una opinión personal que a nadie obligaba, que las almas de los bienaventurados no verían a Dios hasta después del Juicio Final. Esta arriesgada opinión fue de inmediato rebatida por la mayoría de los teólogos. El 18 de noviembre de 1333 aclaró que él no había querido decir que fuese doctrina segura, sino solamente que era una cuestión que convenía debatir.

Ya en su lecho de muerte, Juan XXII se retractó de su afirmación, expresando que la había hecho a título personal y diciendo: Creo y confieso que las almas, separadas del cuerpo y purificadas, están en el cielo con Jesucristo y con los ángeles, ven a Dios y la divina esencia claramente y cara a cara. Si alguna vez he predicado, dicho o escrito lo contrario, lo revoco expresamente.

Su sucesor, el papa Benedicto XII, con la constitución Benedictus Deus, definió dogmáticamente la visión beatífica de los bienaventurados sin tener que esperar al Juicio Final.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s