Primer Domingo de Adviento

Domingo 1º de Adviento. En la 1ª lectura (Isaías 2, 1-5), el profeta del Adviento, nos habla de la era mesiánica, en la que el Señor, por medio de Jesucristo, reunirá a todas las naciones en venturosa paz (Romanos 13, 11-14) san Pablo nos exhorta a vivir dignamente en espera de la venida del Señor. El evangelio (Mateo 24, 37-44) nos previene que a diferencia de lo que hicieron los coetáneos de Noé, vivamos alerta, pues el Señor puede llegar de improviso en cualquier momento. “Por tanto estad en vela, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor”.

En el evangelio de este primer domingo de Adviento se nos recomienda el espíritu de vigilancia. Alguien va a llegar, pero no sabemos cuándo, por eso debemos estar siempre atentos. Los textos litúrgicos pretenden acentuar en nosotros ese sentimiento de ardorosa espera: quieren despertar en nuestros corazones el hambre de Cristo-Niño. Y para eso pone ante nuestra vista los textos más excitantes del Antiguo Testamento en que palpita el ansia con que esperaban los judíos a su Salvador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s